Messi y Pedri, sociedad ilimitada

La revolución no se puede parar

OPINIÓN

Xavier Ortuño

@xortu

El Barça empezó este verano pasado una renovación de la plantilla con el objetivo de rejuvenecer el equipo y planificar el futuro buscando jugadores jóvenes. Algunos como Pedri, Trincao o Dest aún no han descubierto lo que es jugar en el Camp Nou con público y la afición no les ha podido ver en directo, pero ya se van vinculando sus nombres al Barça y ojalá pronto puedan corear sus nombres en el estadio. Pero esto no puede quedarse aquí con tres nombres y con la marcha de jugadores que estaba cantado que ya tocaba que salieran del equipo, como Rakitic, hay que seguir trabajando para que el Barça tenga un equipo con mucho futuro.

Es cierto que el Barça está sin presidente y que la actual Junta Gestora no ha sido capaz ni de traer a un central cuando más lo necesitaba el equipo, pero pronto llegará un presidente y la dirección deportiva actual le podrá explicar el trabajo que se ha hecho pero no se ha podido validar. Una oportunidad para activar las operaciones que se han quedado a medias si lo estima oportuno. Seguro que la nueva directiva, cuando analice la situación vigente en el club, se echará las manos a la cabeza y quizás alguno pensará que es imposible seguir haciendo el cambio de plantilla con la situación económica de la caja blaugrana.

Pero hay que seguir avanzando y adaptando al equipo a un fútbol distinto, preparando el camino para los jóvenes que han llegado y los que pueden sumarse desde la cantera sin olvidar alguna incorporación potente que te pueda decantar un partido. El cambio en la plantilla del Barça no ha hecho nada más que empezar y queda aún trabajo en muchas líneas para dibujar el Barça del futuro y, aunque duela, tocará dejar marchar a futbolistas que lo han dado todo al Barça, pero que ahora ya no son el pilar fundamental del equipo; si no, no tendrá sentido seguir intentando la revolución.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil