Bélgica vence pero no convence

Bélgica vence pero no convence

Bélgica consiguió la victoria ante Canadá (1-0) | SPORT TV

Los de Roberto Martínez vencieron a una Canadá que mereció el empate... o incluso más

Courtois paró un penalti con 0-0 y salvó los muebles del conjunto belga

Si Bélgica quiere ser tomada como una de las aspirantes a llevarse la Copa del Mundo... este no es el camino. Ganó, sí, pero ni rastro de ese equipo que fue tercera en el Mundial de Rusia. Fue dominada por una Canadá que se fue de vacío a casa pero con la cabeza bien alta. Una de las gratas sorpresas pese al resultado injusto que repartió los tres puntos para los belgas.

Regresaba Canadá a una cita mundialista después de participar en México 86' y lo hizo con una puesta en escena que sorprendió hasta al más escéptico. Nadie se esperaba una selección tan bien trabajada y que, sobre todo, jugara tan bien al fútbol. Nada de fútbol directo, los canadienses dejaron boquiabiertos a una Bélgica que quedó en 'shock'.

Empezó avisando el conjunto de John Herdman que tuvo en Davies la gran oportunidad en la primera mitad. Un tiro de Buchanan fue rechazado con la mano por Carrasco y el VAR avisó al colegiado de que en esa jugada había un penalti clamoroso. El jugador del Bayern tomó la responsabilidad pero delante tenía a Thibaut Courtois. El portero del Real Madrid adivinó sus intenciones y Canadá perdió allí la oportunidad de oro de marcar su primer gol de la historia en un Mundial.

Hubo un atisbo de recuperación por parte de Bélgica con un De Bruyne algo impreciso en la toma de decisiones pero Canadá no soltaba el timón del partido. 14 veces tiraron en los primeros 45 minutos. Un dato que no aprovecharon. Todo lo contrario que la selección de Roberto Martínez. Bastó con un pase en largo milimétrico de Vertonghen para romper la defensa canadienses y para que Batshuayi pusiera el primero en el marcador. ¿Injusto? Mucho, pero así se llegaba al descanso.

Síntoma de la mala primera parte belga fue el doble cambio con el que salieron en la segunda parte. Onana y Meunier entraban por Tielemans y Carrasco. Ambos se cargaban con amarilla a los pocos minutos.

Canadá fue de más a menos en el segundo tiempo. Buscó rápido el empate pero seguía negado de cara el gol. A medida que perdía frescura en la presión, Bélgica empezó a sufrir menos, pero nunca de forma definitiva. Courtois tuvo que estirarse para salvar un espectacular cabezazo de Larin. Los de Roberto Martínez supieron gestionar bien los últimos minutos y cerraron un triunfo en el que hicieron pocos méritos. Pero así es el fútbol.