Sport.es Menú

El primer superdeportivo que se compró Elon Musk

Elon Musk vendió una startup por 300 millones de dólares en 1999 y, para celebrarlo, se compró un McLaren F1.

screenshot-2016-03-24-124838
El McLaren F1 fue el premio que se autohizo Elon Musk tras ganar 300 millones de dólares. | MOTOR

Elon Musk, presidente y fundador del fabricante de vehículos eléctricos más famoso del mundo, Tesla, siempre ha vivido bajo una misma filosofía de vida: "go big or go home". Traducido, sería algo así como ves a por todas o vete para casa. Siguende esta máxima, cuando en 1999 vendió Zip2, una startup que él mismo creó, decidió autorecompensarse con un nuevo coche. Sin embargo, no fue un vehículo cualquiera, sino que fue quizás el coche más caro y exclusivo que había disponible, el McLaren F1.

Desde 1993 a 1998, la firma británica creó solo 64 unidades de este superdeportivo de calle. Uno de ellos, por ejemplo, pertenece a Rowan Atkinson, un comediante famoso por dar vida al personaje 'Mr. Bean'. Cuando Elon Musk se decidió por el F1, tuvo que desembolsar 800.000 dólares (715.000 euros) para hacerse con uno. En 2015, dos de esas 64 unidades salieron a la venta. Una se vendió por una cifra cercana a los 12.3 millones de dólares (11 millones de euros) y la otra se subastó para acabar alcanzando los 13,75 millones de dólares (12,3 millones de euros).

DOCUMENTADO POR LA CNN

El momento de la entrega del vehículo fue captado por el canal CNN, que luego publicó un reportaje del multimillonario en su programa CNN Perspectives. Un entonces joven, de 28 años, Elon Musk y su prometida, ahora exmujer, Justine recibieron el McLaren F1 con emoción. "Es un coche de un millón... Es decadente", dijo Justin antes de que llegara el coche. Sin embargo, una vez subida en el bólido la reacción fue bien distinta. "Tres años atrás, dormía en el suelo de la oficina", le confesó Musk a la cámara. "Ahora, voy a tener un coche de un millón. Hay 62 en el mundo (ahora 64), y yo tendré uno de ellos", decía contento.

En su momento, el McLaren F1 era un coche que rompía con todo lo visto hasta entonces. Diseñado por Peter Stevens y Gordon Murray, el F1 era futurista a la vez que brutal en cuanto a prestaciones al incorporar tecnología directamente proveniente de la Fórmula 1, como la posición central de conducción. Impulsado por un motor BMW V12 de 6.0 litros, y 627 CV de potencia, el bólido era capaz de alcanzar los 100 km/h en 3,2 segundos y de llegar a una punta de 380 km/h.

¿DÓNDE ESTÁ EL COCHE AHORA?

En una entrevista, Musk contó que durante un tiempo uso el vehículo casi a diario y terminó haciéndole cerca de 18.000 kilómetros. Sin embargo, en la misma entrevista, el fundador de Tesla explicó como un día quiso enseñar de que era capaz su superdeportico a su amigo, y cofundador de PayPal, Peter Thiel. Musk relató como golpeó un terraplén y sintió como el coche 'volaba' para acabar estrellándose. Después del destrozo, el McLaren F1 fue reparado y ahora está bajo la supervisión de otro propietario en alguna parte de California.

Pese a que el F1 descansa lejos de Elon Musk, sus prestaciones siguen siendo la referencia para Tesla a la hora de desarrollar vehículos. De hecho, el mismo Musk, en la presentación del Model S, dijo orgulloso que el Model S con batería P85D había igualado la marca del 0 a 100 km/h en 3,2 segundos del McLaren F1. En 2016, la creación del Model S P100D consiguió romper esa marca y establecerla en 2.28 segundos, un récord en la compañía.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil