Remy Gardner: “¿Rossi? A los 42 me veo en mi taller de coches”

“Todo lo que sé de motos me lo ha enseñado mi padre;_sobre todo a frenar fuerte y a disfrutar del viaje”, asegura el líder de Moto2

“Hunt y Lauda eran lo más, combinaban un puntito de fiesta y trabajo. Hay que trabajar duro pero también vivir la vida y ser feliz”

Gardner posando durante la entrevista
Gardner posando durante la entrevista | VALENTÍ ENRICH

Remy Gardner (Sydney, 1998) vive su momento más dulce en el Mundial. Sólido líder en Moto2 y con su futuro en MotoGP encarrilado en KTM y Tech3, el hijo del célebre Wayne Gardner recuerda que a pesar de sus orígenes, el camino hasta aquí no ha sido fácil.

¿Cuál es su primer recuerdo sobre una moto?

A los cuatro años pedí que me regalasen una en Navidad, pero mi padre se negó, sabía que las motos son peligrosas y no quería ponerme en riesgo. Insistí tanto que al final cedió. Hasta los ocho o nueve años montaba en moto por diversión en nuestra granja de Australia, hasta que un día le dije que quería probarme en competición. También lo intentó evitar, pero me salí con la mía y gané la primera carrera de dirt track. “Bueno, el tío no va mal”, dijo papá. Y hasta hoy.

¿Cuándo se mudó a España?

Después de ser campeón de Australia de velocidad, nos planteamos venir a Europa para continuar mi carrera y nos instalamos en Sitges. Vivo aquí desde los 14 años. Hice tres temporadas el FIM CEV y al principio me costó, porque el nivel aquí era muy alto, pero después empecé a subir al podio y eso me abrió las puertas del Mundial con 17 años.

¿Dónde está la clave de su progresión?

Mi padre me ha enseñado todo lo que sé de motos. Sin su apoyo y su dinero en los inicios, es obvio que no estaría aquí y se lo tengo que agradecer.

¿Cuál es el mejor consejo que le ha dado?

A nivel profesional todo suma, pero especialmente a frenar fuerte y muy tarde. Soy bastante bueno en eso. Y a nivel personal siempre me dice “pásalo bien, si no ¿por qué corres? Hay que disfrutar el viaje”.

El viaje en Moto2 está siendo bastante movido este año. Dos victorias, seis podios y 11 puntos de ventaja tras siete carreras…

Si pero antes hubo años bastante duros. Es mi quinta temporada en Moto 2 y las previas fueron muy difíciles por las lesiones y los malos resultados. No tenía buen material para competir delante y no sabía si me iba quedar sin moto al año siguiente…fueron tiempos ‘chungos’.

¿Cómo salió adelante?

Creo que la clave es aprender de lo que haces mal, de los errores. Yo he cometido bastantes y he sufrido muchas lesiones. Poco a poco he ido puliendo los fallos.

¿Se siente arropado en la estructura de Aki Ajo?

Todos los equipos son como tu segunda familia. En todos hay buenos y malos y siempre algo de tensión pero trabajamos juntos y compartimos bastantes días y semanas al año. Personalmente nunca he tenido mal rollo en ningún equipo de los que he estado.

¿Qué le emociona más, la idea de ganar el Mundial de Moto2 o la de subir a MotoGP?

Ambas cosas. Primero tenemos que concentrarnos en intentar ganar el campeonato, lo de MotoGP aún no toca. Aún queda mucho campeonato y debemos seguir con los pies en el suelo, trabajando duro.

¿La categoría reina y competir con los mejores le intimida?

No por los pilotos, sino por la potencia y la velocidad de las MotoGP, los frenos, que son de carbono… la primera vez que abra gas en la recta va a ser muy emocionante. Físicamente soy un poco pesado para Moto2, estoy unos seis kilos por encima, así que las motos grandes me irán bien.

Cuando usted nació, Valentino Rossi ya estaba en el Mundial. ¿Cómo ve que a los 42 años se empeñe en seguir?

Siempre ha sido mi héroe. A los seis años veía todas sus carreras en televisión. Será muy triste si no llego a competir contra él, es un sueño correr con el ‘gran’ Valentino Rossi. Pero parece que no podrá ser, que éste será su último año, por desgracia.

¿Se ve a los 42 en moto?

Yo creo que no, tengo otros intereses y no me emociona tanto la idea (risas)... a esa edad me veo en mi taller fabricando y restaurando coches. El de ahora es un mini taller pero cuando me retire tendré uno enorme para hacer prototipos...

MotoGP en DAZN disponible en vivo y a la carta. Suscríbete y comienza tu mes gratis

¿A qué piloto ve campeón este año en MotoGP?

Fabio (Quartararo) parece muy fuerte. La está cagando en algunas cosas pero si aprende de sus fallos está para ganar el Mundial, tiene un puntito de nivel más que sus rivales.

¿Márquez volverá a ser el de antes de su accidente?

Le va a costar. Cuando le ví en en el primer libre de Portugal me sorprendió. Pensaba “este tío ya está ahí otra vez, igual que siempre”, pero físicamente está sufriendo más de lo esperado. Y mentalmente también es muy difícil sacarse de la cabeza una lesión tan grave. Este año será de transición, pero espero que el próximo ya podamos divertirnos de nuevo con el espectáculo Márquez al máximo.

¿Qué piensa un piloto cuando ocurre una tragedia como la de Jason Dupasquier en Mugello?

Fue muy triste, solo era un niño, 19 años. En el paddock la noche antes ya decían que estaba mal, pero su muerte me impactó, como a todos. Los pilotos aceptamos el riesgo, nos jugamos la vida. Cuando pasa no puedes hacer nada, es una gran pena, pero hay que seguir. Realmente MotoGP es bastante seguro, llevamos cinco accidentes mortales en 20 años y vamos a 300 km/h. Las medidas de seguridad han permitido estas cifras tan bajas y mejorarán más en el futuro.

¿Con qué estilo de piloto se identifica más?

De los de antes, con Casey (Stoner). El giraba mucho con rueda trasera y yo también salgo bien de las curvas. De los de ahora diría Oliveira, tiene un estilo parecido al mío.

Al margen del su padre ¿quiénes han sido sus ídolos?

Valentino y Stoner. Y sobre todo James Hunt y Nicky Lauda. Ellos eran lo más. Combinaban un puntito de fiesta y de trabajar. Hay que trabajar duro pero también vivir la vida y ser feliz

¿Así que también le gusta la F1?

Me gusta mucho la tecnología, los coches, pero las carreras me parecen un poco aburridas.

¿Cómo afronta la carrera de este fin de semana?

Mas bien las dos que vienen, Alemania y Holanda, que son las últimas antes del ‘parón’ del verano. Sachsenring es un circuito un poco complicado, de karting y buscar el grip siempre es una pelea. Assen me gusta mucho, es un circuito muy rápido, muy de cojones, me encanta. Vamos a intentar sacar los máximo puntos para el campeonato y a ver que pasa.

Temas

KTM
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil