Gabriel Rodrigo se retira con 25 años: "No vale la pena tanto riesgo"

Gabriel Rodrigo se retira con 25 años: "No vale la pena tanto riesgo"

Gabriel Rodrigo, piloto de Moto2, abandona el Mundial con solo 25 años
Gabriel Rodrigo abandona el Mundial de MotoGP con solo 25 años | motogp

El piloto hispano-argentino comunica en sus redes sociales que ha decidido poner fin a su carrera deportiva

Hijo del presidente del grupo editorial RBA, Gabriel decidió parar tras la última lesión en el hombro, en Le Mans

Gabriel Rodrigo ha anunciado su decisión de poner fin a su trayectoria como piloto profesional del Mundial de Moto2 con solo sus 25 años. En un comunicado emitido en vídeo a través de sus redes sociales, el hispano-argentino ha comunicado su voluntad detallando sus diferentes motivos para bajarse de la moto, aunque el principal es que después de numerosos accidentes y lesiones considera que no "vale la pena poner en riesgo su vida cuando ya no siente la pasión del inicio".

Hijo del propietario del grupo editorial RBA, Gabriel tiene un montón de proyectos en su cabeza y ha optado por cerrar su capítulo en MotoGP. Para 2022 se propuso el salto a Moto2 con el Pertamina Mandalika SAG Team, pero tras sufrir una última lesión en el hombro, en Le Mans se bajó de la moto definitivamente.

"Quería daros la noticia de que he decidido poner fin a mi carrera deportiva. La verdad es que llevo con esta idea dando vueltas en mi cabeza y me gustaría daros los motivos por los que he tomado esta decisión", comienza explicando Gabriel.

"Todo empieza de forma más fuerte el año pasado cuando poco después de firmar mi contrato para subir a moto2 tuve un accidente muy fuerte entrenando en la que vi mi vida correr peligro y eso unido a todas las desgracias que hemos vivido últimamente de compañeros me ha hecho replantear mucho la situación, si me valía la pena seguir tomando tantos riesgos cada vez que me subía a la moto. Al final tengo muchos proyectos en mente, muchas ambiciones, me gusta mi vida, me gusta mi familia, la gente que tengo al lado y no estoy dispuesto a seguir poniéndolo en peligro y a perderlo por seguir corriendo en moto. Es el motivo más importante que me ha hecho tomar esta decisión".

"Me siento feliz de haber podido tomarla ahora. Llevo mucho tiempo hablándolo con mi psicóloga, me ha ayudado mucho a llegar a este punto de madurez y poder decidir esta cosa tan importante para mi. A principios de este año se lo comenté a Elia (su esposa), el pilar de confianza más importante que tengo, le dije que no quería seguir corriendo por mucho más tiempo, quería seguir probando la nueva aventura en Moto2 y con ganas de dar mi 100% pero que no iba a ir para largo, que lo veía a corto plazo y justo después tuve esta lesión en el hombro que me ha hecho correr gran parte de las carreras de este año en mal estado que luego además ha hecho que pare este año"

"Gracias a poder parar me ha dado tiempo de poder escuchar a mi cuerpo y a mi corazón y no tenía sentido seguir corriendo porque si lo hacía era por pena y melancolía de lo que ha sido mi identidad todos estos años. Pero realmente lo que quiero es parar, dedicar mi tiempo a otras cosas, a la gente que me quiere que he estado ausente a ellos por dedicarme a esta pasión y trabajo, me siento muy afortunado de haber hecho de mi pasión un trabajo con el que ganarme la vida y me siento super orgulloso, me llevo muchos recuerdos especiales y gente increíble que he conocido. Lo que soy ahora es gracias a lo que he vivido practicando este deporte y puedo decir adiós a este deporte con una sonrisa. Seguramente si lo hubiera retrasado todo el amor con el que recuerdo este deporte podría haberse intoxicado y no quiero, quiero recordar esta etapa con mucho cariño. Daros las gracias a todos, han sido unos años increíbles y es el momento de decir adiós", concluye Rodrigo en su despedida.