Sport.es Menú

Marc Márquez: "No hay mayor motivación que ganar"

"A Lorenzo le está costando adaptarse porque su estilo de pilotaje y la moto son opuestos"

"El viejo Márquez no se ha ido y la seguiré liando. Es un defecto de fábrica"

Marc Márquez , este jueves en el Circuit de Barcelona-Catalunya
Marc Márquez , este jueves en el Circuit de Barcelona-Catalunya | DAVID RAMÍREZ

Marc Márquez afronta el GP de Catalunya con la ilusión y la esperanza de consolidar el liderato después de un brillante arranque del campeonato. El piloto catalán, de 26 años, que ha ganado siete títulos, cinco de ellos de MotoGP, reconoce que está en su mejor momento.

Este año estás viviendo una situación completamente diferente, no ya por ser líder del campeonato, que se ha convertido en una costumbre, sino por el potencial de una moto que se ha revelado muy competitiva...

Estamos en una situación muy positiva. Quizás el año pasado llegamos en una posición mejor, con más ventaja en el campeonato, pero con más puntos débiles en la moto. Este año hemos superado el principal hándicap que teníamos frente a la Ducati, que era la velocidad punta y que aquí nos puede ayudar. De todas formas, cuando ganas en potencia pierdes en otros puntos, es una moto más agresiva, en la entrega de potencia y a la que le cuesta coger adherencia. Ahora corre más y hemos mantenido algunos puntos fuertes como una moto ágil en circuitos más pequeños.

¿Ha sido difícil adaptarse a los cambios?

Al tener mayor velocidad en recta y mantener las prestaciones del chasis me permite no tener que arriesgar tanto en algunos momentos de la carrera. En Mugello, por ejemplo, con la moto del 2018 no hubiese podido atacar y en la recta pasé a las Ducati ayudándome del rebufo. Hace un año en la recta no les podía seguir y en la frenada sufría con el tren delantero, con lo que todo era más complicado. Este año, con un poco más de motor, hay que gestionarlo todo de otra manera.

¿Esto es lo que te permite escaparte y hacer carreras en solitario?

El año pasado ya hice dos carreras así en Jerez y Le Mans. Este año, aunque no me gusta decir la palabra, me pude escapar un poco más fácil y la distancia fue más grande. El motor ayuda, desde luego, pero insisto en que ganas en algunos puntos y pierdes en otros, como los problemas de fiabilidad que tuvimos con el motor nuevo en Argentina y Austin. Nuestra suerte es que HRC reacciona muy rápido y es capaz de llevar una solución para la siguiente carrera.

La moto ha mejorado mucho, sobre todo en velocidad punta, pero es el único piloto que puede exprimirla al máximo. ¿Entiende los problemas de otros pilotos al conducirla? ¿Es una moto muy particular?

Yo no he llevado ninguna otra moto de MotoGP. Hemos mejorado en algunos puntos, pero sigue siendo crítica y cuando pierdes la confianza en el tren delantero es imposible ir rápido. Si comparamos esta moto con la del 2015 o 2016 ha mejorado mucho, es como la noche y el día, pero las otras fábricas también están mejorando y no deja de ser una moto complicada, que requiere mucha exigencia física, pero es una moto que gana y las motos de carreras siempre serán difíciles y siempre se moverán… lo importante es ganar.

¿Entiendes los problemas de adaptación que tiene Jorge Lorenzo?

Si, ya que no es el primer piloto que los tiene. Jorge es uno de los pilotos más meticulosos –en el buen sentido de la palabra- que hay, que le gusta tenerlo todo en su sitio y ello requiere tiempo. Ya le pasó con la Ducati, pero con esa moto lo hizo mejor desde el principio. Le está costando un poco más, pero ello se explica porque su estilo de pilotaje y el de la Honda, que está trabajando en la línea adecuada, es completamente diferente y entre ambas partes tienen que encontrar un término medio

¿Está de acuerdo en que estamos ante un nuevo Márquez?

El ‘viejo’ Márquez tampoco se ha ido y la seguiré liando, como ya pasó en Austin. Es un ‘defecto’ de fábrica. La experiencia es muy importante, sobre todo cuando te sientes seguro, ya que te permite gestionar mejor las carreras y ello ayuda a que puedas tener dos o tres versiones de tu estilo. No te engañes, yo ya intentaba escaparme antes, pero no me sentía completamente seguro y ahora si se presenta la oportunidad me veo capacitado para hacerlo.

Es el gran dominador del campeonato, pero ello no se refleja en la clasificación. Tiene 12 puntos sobre Dovizioso. ¿Pesan mucho los errores?

Los ‘ceros’ pesan mucho, evidentemente. Si hubiera cogido diez puntos en Austin ahora la situación sería diferente. Hay que evitarlos, desde luego, pero hay instantes en los que tienes que arriesgar y este ha sido siempre mi estilo, que he ido puliendo con el tiempo. Curiosamente, el único error que he hecho esta temporada fue en el gran premio que menos lo esperaba y en el que iba más seguro. Estas cosas pasan. El campeonato está muy igualado, con los cuatro primeros en 33 puntos, y la lucha será apasionante.

La sensación es que cada año es mejor piloto...

Esta es mi intención, lógicamente. A nivel de velocidad sé que no mejoraré mucho más, pero donde mejoras es con la experiencia, con la técnica, estrategia y, sobre todo, está en la gestión del tiempo. Si miramos un test privado, en el que todo el mundo puede dar las vueltas que quiera y donde no hay presión, hay muchos pilotos que van rápidos. La gran diferencia está en la gestión del tiempo de un fin de semana, cuando en un tiempo corto tienes que poner la moto a punto, escoger el neumático y adaptarte a las condiciones. En cuanto a velocidad, hay muchos pilotos que tienen la misma que yo o quizás más.

¿Está en su mejor momento?

En estos momentos lo tengo todo bastante ordenado. En todos los sentidos, tanto en el nivel deportivo como en el personal y ello ayuda mucho. No tener preocupaciones externas en la cabeza te ayuda a estar concentrado al cien por cien con la moto y el equipo.

¿Una de sus claves radica en el equilibrio, la confianza y el entendimiento con su equipo?

Es la clave. Tener la suerte de hacer un equipo a medida en Moto2, que sigamos juntos y que con una mirada ya sepamos qué pasa y cómo actuar, es una de las razones por la que estoy muy bien. Por ejemplo, estoy en Honda y mucha gente me pregunta por qué no cambio de moto para tener nuevas motivaciones, pero la mayor motivación es ganar.

¿Su receta para estar motivado es ganar?

Ir en moto me gusta, disfruto, pero lo que realmente me gusta es la adrenalina de la victoria, ganar, el podio, la felicidad que transmite y luchar por ello en las carreras.

¿Petrucci puede ser un aliado?

Pienso que Petrucci es un candidato al título y, como tal, un rival. Está a 33 puntos, es un piloto completo, que va rápido, que tiene algunos circuitos en los que sufre pero también que va muy rápido si llueve. Quizá le ha costado un poco más, pero siempre está por allí y tiene la velocidad.

¿Cuál es la sorpresa o la relevación del campeonato?

Diría a Rins, pero para mí ya no es una sorpresa. En los test de Malasia ya dije que Alex lucharía por el campeonato, puesto que ya acabó la temporada pasada muy bien. También sabía que Petrucci estaría ahí y quizás quien me está sorprendiendo un poco es Quartararo, que acabará llegando y no me extrañaría que ganase una carrera este mismo año y creo que será uno de los rivales fuertes de cara al futuro.

El sueño de tener dos Márquez en la parrilla de MotoGP

Marc no esconde que Àlex, su hermano pequeño, es una de sus debilidades. Confiesa que el sueño es que ambos compitan en MotoGP:  “Sería fantástico para la familia. Pero todo el mundo necesita su tiempo. He sido el primero que le ha frenado en el pasado, ya que para subir a MotoGP de cualquier manera es mejor estar en Moto2. Tiene que estudiar bien sus posibilidades y la estrategia de cualquier piloto tiene que ser alargar al máximo su carrera deportiva. Está haciendo las cosas bien y hasta que no te sientes preparado no puedes dar el salto, ya que volver hacia atrás es muy difícil”. Àlex Márquez ha hecho un cambio radical en las últimas carreras y Marc señala que “ha hecho algunos cambios dentro del equipo y es muy importante la afinidad entre las personas, la confianza y el entendimiento común. Àlex, como ya demostró cuando corrió en Moto3, cuando está seguro de si mismo es capaz de todo”. El piloto de Cervera remarca, sin embargo, que “yo le ayudo cuando estamos en casa, pero en el > circuito hace su vida con su gente”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil