Verstappen, a por todas y "sin rencor" en Silverstone

Verstappen, a por todas y "sin rencor" en Silverstone

Verstappen y Hamilton, en una imagen de archivo
Verstappen y Hamilton, en una imagen de archivo | @F1

"El accidente del año pasado con Hamilton no fue agradable, pero me encanta esta pista y puedo dejar estas cosas de lado", señala Max, líder destacado del Mundial

Sainz, segundo en Canadá hace dos semanas, confía en seguir avanzando con Ferrari y Alonso espera que termine definitivamente su mala suerte este año

Max Verstappen (Red Bull), vigente campeón de Fórmula Uno y actual líder del Mundial intentará reforzar su hegemonía este fin de semana en el circuito de Silverstone, sede del Gran Premio de Gran Bretaña. Este escenario, que en 1950 albergó el primer gran premio de F1 de la historia, fue testigo el el pasado año de un terrorífico pulso entre el piloto neerlandés de Red Bull y el héroe local Lewis Hamilton, que echó de la pista a Max en la primera vuelta, en la célebre curva Copse. Verstappen asegura que no guarda "ningún rencor" al piloto británico, aunque también es consciente de que esta vez la siutuación de ambos es radicalmente opuesta y mientras que el RB18 es un monoplaza ganador, el Mercedes de Hamilton no ha podido pelear por las victorias en ninguna de las nueve carreras disputadas hasta ahora.

"Por supuesto, el accidente no fue agradable, pero me encanta esta pista. Hay un muy buen ambiente con la Fórmula 1, y vamos muy rápido aquí. Así que no tengo ningún tipo de rencor. Puedo dejar estas cosas de lado. Aquello no fue un impacto bueno para mí personalmente, pero salimos de nuevo e intentamos ganar, por supuesto", dice Max.

Seis victorias de nueve

Pase lo que pase este fin de semana el campeón saldrá líder de la mítica pista del condado de Northamptonshire, ya que hace dos domingos, en Canadá, Max logró su sexta victoria del año conteniendo los ataques finales de Carlos Sainz (Ferrari), que acabó segundo-, y lidera el Mundial con 175 puntos46 más que su compañero mexicano Sergio Pérez -retirado en Montreal- y con 49 de ventaja sobre el otro piloto de la 'Scuderia', el monegasco Charles Leclerc.

Entre sus 26 triunfos en la categoría reina, Verstappen no cuenta ninguno en el Gran Premio de Gran Bretaña, el único, junto a Italia, siempre presente en los 72 años de existencia de la Fórmula Uno. Pero sí ganó hace dos años en Silverstone: uno de los circuitos que repitieron, para reconfigurar el calendario el Mundial de la pandemia y que organizó el 'GP del 70 Aniversario', referente a la primera carrera de la historia de la F1. Y también se impuso en la primera carrera al esprint disputada en el trazado británico.

Ferrari, obligada a reaccionar

Ferrari brilló durante la pretemporada y arrancó con muy buen pie el Mundial, pero Leclerc le cedió el liderato a Verstappen en el GP de España, en mayo, y desde entonces ni el monegasco ni la Scudería han logrado mantener el impulso inicial. Red Bull manda también en el Mundial de constructores, con 304 puntos, 76 más que los de Maranello.

Mercedes que marcó un hito histórico al ganar los ocho últimos Mundiales de constructores sigue dando pasos adelante después de su pésimo arranque de temporada, y en Canadá firmó un tercer y cuarto puesto de Lewis Hamilton y George Russell (cuarto en el Mundial, a 64 puntos del líder). El tandem británico de Brackley espera que la carrera en casa sirva definitivamente como punto de inflexión.

El reto para Sainz y Alonso

Carlos Sainz y Fernando Alonso (Alpine) se repartieron el protagonismo hace dos fines de semana en Canadá, donde se unieron, en dos jornadas consecutivas, al festival que organizó Verstappen para presentar su candidatura a revalidar titulo. En Montreal, el doble campeón mundial asturiano se exhibió en mojado para acabar la calificación -logrando su mejor posición en parrilla en diez años- en el segundo puesto: el mismo que ocupó el domingo el piloto madrileño, cada vez más cerca de su primera victoria y que le hizo sudar la gota gorda a un, no obstante, tan infalible como brillante 'Mad Max'. 

Alonso, de nuevo con la mala suerte que lo persigue desde el arranque de la temporada -esta vez derivada de los problemas de fiabilidad y la entrada (a destiempo para sus intereses) del coche de seguridad-, cruzó séptimo la meta. Pero, por defender posición con Bottas fue sancionado con cinco segundos y acabó noveno. Ascendió, no obstante, a la décima plaza del Mundial, que ocupa con 18 puntos.

Sainz firmó en Canadá su quinto podio del año, el undécimo en la categoría. Y confirmó su quinta plaza en el campeonato, a 24 puntos de su compañero Leclerc; que protagonizó la remontada del día al ascender desde el fondo de la parrilla -había sido sancionado por cambiar piezas en su unidad de potencia- al quinto puesto final.

"Silverstone siempre trae buenos recuerdos. Es un circuito bonito, con muchas curvas rápidas. Las victorias son especiales en esa pista, porque es como la casa de la Fórmula Uno. Todos los equipos son de allí. El deporte es muy inglés, la F1; y ganar allí significa bastante", explica el asturiano.