Sport.es Menú

Verstappen, ¿héroe o villano?

Nadie duda de la capacidad de Max Verstappen, pero sus repetidos fallos le han puesto otra vez en la picota

En China, Verstappen dejó escapar una gran oportunidad para conseguir la cuarta victoria de su palmarés

Verstappen fue protagonista en el último gran premio de Fórmula 1
Verstappen fue protagonista en el último gran premio de Fórmula 1 | AFP

Sebastian Vettel no pudo ganar la tercera carrera consecutiva en un gran premio en el que los grandes protagonistas fueron los dos Red Bull. Mientras Daniel Ricciardo se convertía en el héroe, Max Verstappen era el villano. El primero ganó contra todo pronóstico, la sexta victoria en su palmarés y la primera desde que lo hiciera en Azerbaiyán el año pasado. El segundo fue el blanco de las críticas por chocar contra Sebastian Vettel en la vuelta 43 en una maniobra que fue un sinsentido, totalmente innecesaria y que arruinó las opciones del líder, que acabó octavo, y también las suyas porque podía haber ganado.

Los errores de Max Verstappen le impidieron, probablemente, ganar una carrera que era suya, pero a su vez provocaron un choque con Vettel, que terminó octavo tras ser arrollado por el Red Bull. El holandés se pasó a final de recta y arrolló al Ferrari, circunstancia que aprovechó Ricciardo para pasarles -Hamilton se tuvo que ir a la grava para no chocar con ellos- y situarse a la estela de Bottas. Nada más acabar la carrera Verstappen, consciente de su error, fue a disculparse ante Sebastian, que aceptó las disculpas y le aconsejó ‘medir’ más sus maniobras porque “has tirado un podio”. Verstappen perdió el control del coche al frenar un poco más tarde en sus ansias por adelantar y por el viento de cola que le desequilibró el monoplaza.

Los repetidos errores del holandés le ponen de cara la pared. Piloto de un talento enorme y de una espectacularidad sublime, es capaz también de ejecutar maniobras que ponen en duda su madurez. Como el pasado domingo en Shanghai, donde tiró un podio y, probablemente, puso la victoria en bandeja a Ricciardo.

Verstappen sufrió una penalización de 10 segundos y 2 puntos del carnet, acumulando ya 5 por diferentes incidentes. El último había sido en Bahrein, donde echó a Lewis Hamilton de la pista, quien al ver las imágenes exclamó “este tipo es un gilipollas”.

Aunque el holandés dijo que no necesita cambiar su agresivo estilo, Christian Horner está “completamente seguro” de que aprenderá de su error. “Tiene un talento increíble y es lo suficientemente inteligente como para reconocer aquellas cosas en las que necesita trabajar”, dijo. “No tengo dudas de que va a solucionar eso”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil