La sequía de Hamilton

La sequía de Hamilton

Hamilton espera una temporada mejor que la de 2022
Hamilton espera una temporada mejor que la de 2022 | Twitter

El piloto británico se alzó por última vez en lo más alto del podio de la Fórmula 1 en el GP de la Arabia Saudí en diciembre de 2021

Lewis vuelve a correr nuevamente alrededor de los peligrosos muros de Jeddah, al volante ahora del W14 y, otra vez, sufriendo

El heptacampeón, Lewis Hamilton, no está pasando por su mejor momento en la Fórmula 1. Moralmente afectado, con un monoplaza lejos todavía para poder luchar contra los poderosos Red Bull, Ferrari y la sorpresa de la temporada del Aston Martin de Fernando Alonso. Fin de semana de competición, la segunda fecha del calendario de 2023, el GP de la Arabia Saudí, y lugar donde logró su última victoria en la F1 en diciembre de 2021.

El año 2022 fue un año complicado para el piloto británico, con muchos problemas para adaptarse al monoplaza, lejos de las prestaciones esperadas tanto para la escudería, como también para el propio Lewis Hamilton. Un inicio de temporada muy complicado para el piloto británico marcado por el ya famoso 'efecto porpoising' que, por suerte para el siete veces campeón, ha perdido protagonismo.

En diciembre de 2021, el piloto de Mercedes logró una importante victoria en Jeddah, en el GP de la Arabia Saudí, donde el británico dio un golpe sobre la mesa en la lucha con el neerlandés Max Verstappen en la lucha por hacerse con el Mundial de la Fórmula 1. Con un toque incluido entre ambos contendientes, Hamilton se alzó por última vez en lo más alto del podio. Aquella victoria supuso igualar en la clasificación al piloto de Red Bull, lo que dejó todo por decidir en el último GP de la temporada, Abu Dhabi, en el cual el heptacampeón rozó, nuevamente, la gloria. Campeonato amargado por el famoso safety car de Yas Marina que le privó de su octavo campeonato.

Ahora, 18 de marzo de 2023, el piloto británico vuelve a correr nuevamente alrededor de los peligrosos muros de Jeddah al volante del W14, y otra vez, sufriendo: "Es más o menos lo mismo. He estado sufriendo en las dos sesiones. Seguiré yendo al detalle, intentaré mejorar el balance del coche para que sea más fácil pilotarlo. Es difícil pilotarlo, pero sé lo difícil que es pilotarlo. Es cuestión de tiempo", declaró Lewis Hamilton.

"No siempre estás de acuerdo con algunos miembros del equipo, aunque sigo creyendo al 100% en ellos. Hemos visto dónde están las prestaciones y tenemos que empezar a tomar decisiones firmes para cerrar la desventaja, porque si no se van a escapar a menos que Ferrari les pare", continuó explicando el británico, que ve peligrar que se les escapen los coches de delante en el campeonato.

Disfruta de toda la temporada de Fórmula 1. DAZN, Bienvenidos a la mejor parte.

"Estaban seguros de que estaríamos más o menos ahí, así que fue un ‘shock’ cuando vimos que no era el caso. Sabía que no estábamos en un buen sitio porque ves el coche por primera vez y ves que todavía es muy diferente de nuestros rivales. Espero que lo convirtamos en un coche ganador en algún momento", añadió el heptacampeón de la Fórmula 1.

Todo ello sumado a la ausencia, por primera vez en siete años, de su fiel escudera Angela Cullen, su 'coach', asistente y amiga del 'alma'. Sin lugar a dudas, Lewis Hamilton está hundido en un pozo, incómodo y difícil de manejar para todo un ganador. Sin embargo, él mismo tiene claro que va a lograr salir de él: "Volveré a ganar, pero va a llevar más tiempo". Quien sabe si el GP de la Arabia Saudí le volverá a dar las mismas alegrías que en aquel cada vez más lejano diciembre de 2021.