El análisis del GP de Arabia Saudí: Final de infarto

El análisis del GP de Arabia Saudí: Final de infarto

Max y Lewis protagonizaron una dura batalla
Max y Lewis protagonizaron una dura batalla | AFP

Hamilton y Verstappen están empatados a puntos, viven inmersos en un clima bélico y la última carrera estará presidida por una creciente polémica

Ambos pilotos protagonizaron un encontronazo en una accidentada carrera con hasta tres salidas

Lewis Hamilton y Max Verstappen llegan a la última cita de la temporada, el próximo domingo en Abu Dhabi, empatados a puntos y con muchas cuentas pendientes por arreglar. La tensión se desbordó en la carrera más polémica en el estreno del GP de Arabia Saudí.

1/ El mal perder de Verstappen

Lewis Hamilton ha logrado en Arabia su octava victoria de la temporada, la tercera consecutiva y ha puesto el campeonato al rojo vivo cuando solo queda una carrera por delante. La primera carrera disputada en Jeddah no ha hecho más que poner de manifiesto no solo la rivalidad entre Mercedes y Red Bull sino la creciente enemistad entre el inglés y Max Verstappen, que no ha sabido digerir este nuevo tropiezo. El holandés ha acumulado diversos errores que le han impedido ganar, como el fallo en la última curva de la crono cuando tenía la pole, una deficiente primera salida en la carrera, la polémica cesión de su posición con Lewis aminorando la marcha en plena recta, no prestarse a la tradicional foto del podio y evidenciando un enorme mal perder. Le he defendido muchas veces, ya que me parece un piloto genial, necesario para la F1, pero en Arabia no ha estado afortunado y le ha perdido su carácter.

2/ Hamilton, cómodo en la batalla

Verstappen y Hamilton afrontarán el próximo fin de semana en el espectacular circuito de Yas Marina la última carrera de la temporada empatados a puntos, en un final de infarto en el que quien acabe delante del otro al final será el campeón. De no acabar ninguno la carrera será Max quien inaugure su palmarés, siempre y cuando su rival no sume la vuelta rápida. Será, sin duda, un fin de semana de emociones fuertes. Lewis, que ha ganado las tres últimas carreras y que ya ha se ha impuesto en cinco ocasiones en Abu Dhabi, se presenta como el favorito pese a que su rival lograra la victoria en la última campaña. Es evidente que Hamilton, que lucha por un octavo título que le convierta en el piloto más laureado de la historia,  se siente cómodo en la batalla y la polémica. Ha llevado a su adversario a su terreno y su experiencia está haciendo el resto.

3/ Poderoso caballero es Don Dinero

Arabia Saudí ha debutado en la Fórmula Uno con polémica. Primero por las limitaciones en cuanto a derechos humanos que existen en un país que quiere abrirse al mundo con el deporte, ya sea organizando torneos internacionales de fútbol, el Dakar o ahora la F1. En segundo lugar, por las limitaciones de seguridad en el circuito urbano de Jeddah, muy rápido, con poca adherencia y escasas escapatorias, lo que ha propiciado diversos accidentes y toques contra los muros a lo largo del fin de semana. Uno, sinceramente, se pregunta cómo la FIA pone problemas para darle la licencia a circuitos como el de Catalunya y luego dé luz verde con trazados como el saudí, que se terminó la víspera del gran premio. Entiendo que el negocio es el negocio, pero me gustaría entender que en un deporte de este riesgo la seguridad está ante todo y que no es a libre albedrío según el tamaño de la carrera de cada uno.