La orina de miles de escaladores del Everest está derritiendo un glaciar

La orina de miles de escaladores del Everest está derritiendo un glaciar

La orina de miles de escaladores está derritiendo un glaciar en el Everest
| Agencias

El Gobierno de Nepal quiere desplazar el campamento base para alejar del lugar la masificación humana

Increíble, pero cierto. La cantidad de escaladores que se dirige todos los años a la cumbre del Everest ya es tal que sus necesidades fisiológicas están acelerando el derretimiento del glaciar Khumbu, situado en las inmediaciones del campamento base. Según las autoridades, los expedicionarios llegan a orinar hasta 4.000 litros al día, además de usar sistemas de calefacción, todo lo cual amenaza dicho glaciar.

El director general del Departamento de Turismo de Nepal, Taranath Adhikari, ha informado que el derretimiento de los glaciares les está obligando a considerar la posibilidad de trasladar el campamento base del monte Everest a otro lugar más seguro. Dicho derretimiento no solo es fruto del cambio climático, sino también del elevado número de escaladores que tratan de alcanzar la cumbre del mundo todos los años.

Durante décadas, montañeros de todo el mundo han llegado a la cima del monte más alto del mundo, con 8.848 metros de altitud, desde el campamento base actual situado a una altitud de 5.364 metros.

“Debido a la actividad humana, los glaciares se están derritiendo a un ritmo más rápido”, dijo Adhikari en declaraciones a la Agencia Anadolu.

El gobierno nepalí señala que este campamento ve pasar a cerca de 60.000 personas cada año, lo que ha acelerado la pérdida de hielo del glaciar Khumbu, situado por encima del campamento base.

Ubicación del campo base y el glaciar | BBC

Adhikari detalló que lugareños, montañeros y climatólogos informaron al Gobierno que la “actividad humana” en el campamento base ha resultado en un “derretimiento más rápido” del glaciar Khumbu.

“La sugerencia es que el campamento base del monte Everest se cambie o se reubique”, dijo Adhikari y agregó que la autoridad nacional de montañismo de Nepal presentará al Gobierno un informe a raíz de las observaciones realizadas.

Adhikari explicó que todavía se encuentran “en la fase preliminar” de su planificación y que cualquier decisión será tomada por el primer ministro y su gabinete.

“Nuestro objetivo es salvar los glaciares, no queremos que la actividad humana acelere el derretimiento de los glaciares”, afirmó Adhikari y recordó que el campamento base estuvo cerrado para los montañeros durante un año en 2020 debido a la pandemia del COVID-19.

Entre esas actividades humanas figura, por ejemplo, el calor generado por el gas utilizado para cocinar y calentar las tiendas. Pero también la ausencia de baños en el campamento base obliga a los escaladores a realizar sus necesidades fisiológicas en la nieve, contribuyendo así a la pérdida de nieve.

Los datos a los que accedió la Agencia Anadolu muestran que alrededor de 325 montañeros han obtenido permisos para escalar el monte Everest este año. “El número es más o menos igual al nivel previo a la pandemia”, dijo Adhikari.

El campamento base del monte Everest está ubicado en lo que se conoce como la región de Khumbu, hogar del pueblo nativo Sherpa.

Los guías asentados allí dicen que esperan ver avalanchas y derrumbes de hielo dentro de poco tiempo. El nuevo campamento base estará entre 200 y 400 metros más bajo en altitud, y en un lugar donde no hay hielo durante todo el año.

A pesar de la extendida opinión popular, el cambio climático no es el único factor influyente en esta situación. La gran cantidad de movimiento de personas entrantes y salientes que se produce en el campamento también influye.

4.000 litros de orina todos los días

“Por ejemplo, descubrimos que la gente orina alrededor de 4.000 litros en el campamento base todos los días. Y la enorme cantidad de combustibles como el queroseno y el gas que quemamos allí para cocinar y calentarnos definitivamente tendrá un impacto en el hielo del glaciar”, según ha afirmado uno de los miembros del comité gubernamental que estudia el caso en declaraciones a la BBC.

Campamento base | Pinterest

No todos piensan que este traslado vaya a ser efectivo. La persona que más veces ha coronado el Everest, Kamil Rita Sherpa, con 26 ascensos, ha declarado a Efe: “Es una idea estúpida. ¿Creen que cambiar el campamento base a unos 300 o 400 metros más abajo protegerá el medio ambiente o evitará que el glaciar se derrita? Para nada”.

“En cambio, para los escaladores extranjeros, cambiar el campamento base significa aumentar sus horas de escalada”, lo que significa “un potencial peligro para ellos”, advirtió el veterano montañero.

En lugar de ese traslado, Rita Sherpa propone obligar a todas las expediciones a utilizar bolsas donde puedan depositar sus desechos y luego vaciarlas en contenedores apropiados.

.....

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es