Aleñá y Kubo, aire fresco para el Getafe

Los nuevos refuerzos del conjunto azulón lideraron el triunfo ante el Elche

El jugador cedido por el Barça fue el timón de los de Bordalás en el Martínez Valero

Kubo en su estreno con el Getafe.
Kubo en su estreno con el Getafe. | Liga Futbol Profesional

EFE

En su primer partido con la camiseta azulona, en un duelo importante por la delicada situación en la que llegaba el equipo, al filo del descenso, Carles Aleñá y el japonés Take Kubo dieron un nuevo aire al Getafe, al que revitalizaron con su frescura aportando una actuación muy destacada.

Sin casi minutos en el Barcelona y Villarreal, Aleñá y Kubo han llegado al equipo madrileño con un mismo objetivo personal, ser protagonistas en este Getafe de José Bordalás, que tiene muchas esperanzadas depositadas en dos jugadores dispuestos a reivindicarse en Primera.

Aleñá, con solo 170 minutos de juego en el Barcelona repartidos en cinco partidos, salió este lunes de inicio en el Martínez Valero. Su participación en el partido contra el Elche fue de menos a más hasta acabar liderando gran parte de las jugadas ofensivas de su equipo desde la mediapunta, en la primera parte, y desde la medular en la segunda.

Al final, el joven centrocampista catalán, de 23 años, acabó con un 88% de aciertos en el pase, cuatro oportunidades de gol creadas, dos tiros a puerta y tres recuperaciones, números destacados para sus primeros minutos con el Getafe.

Más tardó en entrar al césped Take Kubo. Sin realizar ningún entrenamiento con el Getafe debido a la tormenta de nieve que sufrió Madrid los últimos días, el japonés comenzó de suplente y a los 64 minutos sustituyó al serbio Nemanja Maksimovic. Se situó en el extremo derecho y desde esa posición fue un quebradero de cabeza para la defensa rival desde su salida.

Al poco de pisar el césped, Kubo recibió un balón por la derecha. Se internó en el área ante la oposición de los defensas y lanzó un disparo cruzado con la zurda que Edgar despejó con una buena parada, aunque el balón le cayó a Jaime Mata, que, atento a la jugada, remató a gol.

En su primer partido con la camiseta azulona, Kubo, de 19 años, intentó aprovechar la oportunidad para encandilar a su entrenador, José Bordalás. Pidió el balón, se mostró participativo y trató de mostrar atrevimiento, aunque le faltó una chispa de velocidad para ser más determinante, pese a que también participó en la jugada del tercer gol que acabó con un penalti transformado por su compañero Ángel Rodríguez.

Pese a que llevan pocos días en la plantilla a los dos se los vio integrados con sus nuevos compañeros, con los que celebraron efusivamente los tres goles marcados y que valieron para sumar tres puntos vitales que dan cierta tranquilidad al equipo.

"Aleñá y Kubo han llegado para aportar cosas importantes, como se ha demostrado en Elche. Este grupo humano les ha abierto las puertas y los brazos a los dos. Son futbolistas que vienen con ganas de ayudar al equipo", dijo Bordalás al término del partido.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil