Shilton: "Maradona fue muy grande, pero no admitió que hizo trampas ni se disculpó"

El exportero de Inglaterra confiesa que "estoy muy triste por conocer la noticia de su muerte. Fue el mejor jugador contra el que jamás me enfrenté"

Pero añade: "Me parece que era un tipo muy grande, pero alguien que nunca mostró deportividad"

Diego Armando Maradona y Peter Shilton en el gol de la Mano de Dios
Diego Armando Maradona y Peter Shilton en el gol de la Mano de Dios | sport

En medio de las continuas muestras de homenaje a Diego Armando Maradona por su fallecimiento, ha chirriado un tanto el artículo en 'Daily Mail' del ex portero internacional Peter Shilton, que tantos años después no ha digerido todavía el gol de 'la mano de Dios' que encajó en el histórico duelo entre Argentina e Inglaterra en el Mundial 1986. Mostró su tristeza por la noticia, pero es evidente que tiene una espina clavada y le recriminó que "nunca llegó a admitir que hizo trampas ni pidió perdón por ello".

SPORT.es

Los dos goles de Maradona en aquel partido pasaron a la historia. El de su impresionante slalom está considerado por muchos como el mejor de la historia de los Mundiales. Y el de la 'Mano de Dios' divide a los aficionados entre los que lo consideran una marrullería antideportiva -por supuesto, los 'supporters' ingleses- y los que lo valoran como una genialidad más del 'Pelusa' -evidentemente, todos los argentinos.

AQUELLA JUGADA...

En cualquier caso, la imagen de Shilton Maradona saltando para disputar el balón es uno de los iconos del fútbol, aunque al exguardameta sigue sin digerirlo. "Mi vida siempre ha estado muy vinculada a Maradona, aunque no de la forma en que me hubiese gustado, pero estoy muy triste por conocer la noticia de su muerte. Fue el mejor jugador contra el que jamás me enfrenté", escribe Shilton.

"Era el partido más grande que muchos de nosotros habíamos jugado en nuestras vidas", recuerda el exportero de Inglaterra que se sentía preparada para frenar al argentino. "No había ningún marcaje específico para pararle, solo queríamos controlar sus carreras, y, durante una hora, el plan nos funcionó, pero nadie podía imaginarse lo que iba a pasar a continuación", confiesa Shilton.

Y prosigue en sus recuerdos: "¿Cómo podríamos? Saltó contra mí en un balón colgado y, sabedor de que no podría llegar con su cabeza, le dio un puñetazo para mandarla al fondo de la red. Una falta clara. Trampas. Mientras corría a celebrarlo miró atrás un par de veces a ver qué hacía el árbitro porque sabía lo que había hecho. Todo el mundo lo sabía menos el equipo arbitral".

JUGADA DECISIVA

Para el británico, esa jugada marcó el encuentro de manera definitiva. "Eso nos sacó del partido y, poco después, le permitimos hacer una carrera para marcar el segundo. Sin el primero, no habría habido segundo", asegura.

Shilton tuvo que penar porque crítica y aficionados le recriminaron que no fuera más contundente en esa jugada, como a sus compañeros que permitieran a Diego realizar su maravilloso slalom en el segundo.

De ahí que, pese a tratarse de un artículo con motivo de la muerte de MaradonaPeter no dude en reivindicarse y, al mismo tiempo, pasar factura a Diego. "Son tonterías, pero tonterías que llevan molestándome durante años, tampoco voy a mentir ahora. Lo que no me ha gustado es que nunca llegó a disculparse, nunca llegó a admitir que hizo trampas ni pidió perdón por ello. Me parece que era un tipo muy grande, pero alguien que nunca mostró deportividad".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil