Sport.es Menú

Los derechos audiovisuales, el gran problema del fútbol femenino

NOTICIA SPORT

La RFEF solicita a los clubes que le cedan sus derechos audiovisuales pero 14 de los 16 clubes de la futura Primera PRO los tienen cedidos a Mediapro para los próximos tres años

Además el día 25 de julio hay una reunión sobre el convenio con las posturas muy alejadas entre AFE y la Asociacion de Clubes Femeninos

Negocian los derechos del fútbol femenino
Negocian los derechos del fútbol femenino | EFE

No es oro todo lo que reluce en la actual situación del fútbol femenino en España y se avecinan meses de tensión y enfrentamientos entre todas las partes. Es decir lejos de estar todo diseñado y aprovechándose del Tirón del reciente Mundial de Francia, le realidad es que hay varios frentes abiertos entre todas las partes implicadas.

Ramón Fuentes

Por suerte ya se llegó a un consenso entre la RFEF y la AFE sobre el comienzo liguero. La liga finalmente arrancará el fin de semana del 7 y 8 de septiembre como defendía el sindicato y no el 25 -26 como quería la RFEF. 

Pero el gran problema va a llegar en las condiciones  de estas dos nuevas competiciones Primera y Segunda PRO. El próximo día 15 de julio, como ya contamos en SPORT, los clubes que quieran participar deben formalizarlo a través de una circular. Una competición sobre recordemos que las pretensiones de explotación desde el punto de vista comercial entre la RFEF y la Asociación de Clubes es total.

Tanto es así que, como ya contamos en este periódico , los clubes rechazaron esa proposición enviada por la propia RFEF. Especialmente 14 de los 16 clubes que forman la Asociación de Clubes. Especialmente porque los clubes quieren en términos numéricos, es decir que dinero recibiera de la propia Federación, en caso de la cesión de los mismos (vallas, publicidad en las camisetas etc..). Y no están dispuestos a aceptar que una parte de ese dinero vaya a las territoriales y a la selecciones nacionales inferiores. Y luego está el tema audiovisual que es, sin duda alguna, el gran foco de conflicto y donde ahora mismo los clubes no están dispuestos a negociar. 

En el último encuentro entre la RFEF y los clubes de la  Primera y Segunda PRO les ha vuelto a poner sobre la mesa la cesión a la propia entidad federativa de sus derechos audiovisuales. Algo a lo que se oponen mayoritariamente los clubes de la Liga PRO. No en vano los clubes de la actual Liga IBERDROLA tienen un acuerdo con la empresa audiovisual MEDIAPRO por la cual tiene los derechos de retransmisión para los próximos tres años a razón de 3 millones de euros por temporada. Acuerdo firmado bajo el principio de que son los clubes los propietarios de sus derechos de televisión. 

Algo que choca con los intereses de la RFEF que quiere gestionar estos derechos. Varios son los motivos . Primero porque desde el estamento federativo no quieren contemplar que sea MEDIAPRO quien se haga con estos derechos. La Guerra abierta con la empresa audiovisual es evidente ( final de Copa, la tecnología del VAR(. Y Segundo porque argumentan que cuentan con otras ofertas superiores a la acordada por los clubes. De hecho están solicitando la cesión dd derechos tanto a los propios clubes de la Primera Pro como a los equipos de Segunda. Veremos pues como desemboca este asunto y hasta cuanto puede perturbar el arranque de la competición. 

Y luego está el tema del convenio colectivo para el cual está prevista una nueva reunión el próximo 25 de julio entre los clubes y los sindicatos, empezando por la AFE, y donde las dejar patentes las diferencias. Así quedaron evidenciadas en la última reunión entre las partes. Ahora mismo hay 3000 euros de diferencia que distancian a ambas partes sobre el salario mínimo de las futbolistas. La Asociación de clubes recordó en su último comunicado la situación de déficit existente actualmente en el fútbol femenino, algo que consideran clave de cara al nuevo convenio.

En el mismo respondía duramente a la RFEF sobre su anuncio de destinar directamente 20 millones al fútbol femenino: : “ Que el nuevo convenio colectivo entre en vigor en 1 de julio de 2019. La ACFF, ante la situación de pérdidas económicas y déficit que a día de hoy genera el fútbol femenino, no puede asumir para una temporada que ya ha terminado obligaciones económicas nuevas, más aun cuando se nos acaba de notificar por la RFEF la reducción de las cantidades que cada club esperaba cobrar por el programa Universo Mujer, correspondientes a la temporada 2018/2019, en la cantidad de 10.000 por Club. Es decir, los ingresos previstos para la temporada 2018/2019 se han reducido”. 

Partiendo de esta base los clubes proponen entonces que se parte de “un salario de 14.000 euros anuales, comprometiéndose a que no se mantengan contratos con las jugadoras a tiempo parcial de duración inferior al 50% de la jornada. Es importante recordar que la ACFF ha aceptado ceder en este punto y establecer esa limitación entendiendo que era una cuestión importante para las jugadoras”.

Y en el caso de que se mejoren los ingresos dentro del fútbol femenino “se compromete a mejorar las condiciones de trabajo de las jugadoras relativas a la parcialidad” con varias propuestas condicionadas a los ingresos de la competición. Así en caso de producirse un incremento “de 1.800.000 euros de los ingresos de la competición con respecto a los asegurados para la próxima temporada: elevar la parcialidad al 60% de jornada”.

Partiendo de esta base sin la mejora fuera de 4.400.000 euros de los ingresos , entonces elevar la parcialidad al 75% de jornada. Si se llega a los 7.200.000 euros de los ingresos, se elevaría la parcialidad al 90% de jornada. Y en caso que las mejoras alcancen los 9 millones de euros, entonces establecer el 100% . Además, y de forma alternativa, propone “incrementar el salario mínimo de 20.000 euros anuales con un mínimo de jornada de un 50% siempre y cuando la gestión comercial de la competición se adjudique a la ACFF”, dado que entienden que según las previsiones actuales está próxima temporada también será deficitaria la competición.

Por el contrario los sindicatos con AFE a la cabeza, exigen un salario mínimo de “ 17 mil euros brutos anuales con una parcialidad mínima del 75% de la jornada”. Propuesta también reflejada en un comunicado recogido en los siguientes términos: “La ACFF ha rechazado la propuesta del banco social de un salario mínimo anual de 17.000 euros, renunciando a la retroactividad a cambio de una prima por la firma del convenio de 1.500 euros y parcialidad en la contratación no inferior al 75%”.

Veremos pues que concluye de esta nueva reunión porque ahora mismo es toda una panacea pensar en un convenio colectivo femenino para cuando arranque la Liga. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil