Un buen final no le es suficiente al filial para ganar al Prat

A los de García Pimienta les costó tener fluidez con el balón en la primera mitad y el Prat aguantó bien en los minutos finales

Matheus, Hiroki y Konrad las tuvieron en sus botas pero la balanza no se decantó a favor de los azulgrana

Reparto de puntos entre el Barça B y el Prat | @FCBarcelonaB

Empate a nada de un Barça B que fue de menos a más pero sin premio final. Con Koeman y Henrick Larsson en la grada como asistentes de lujo, muy atentos a los movimientos de los jóvenes del filial, un renovado y rejuvenecido Barça B no pudo encontrar portería en el segundo partido de Liga por el choque aplazado la semana pasada ante el Olot por coronavirus.

FICHA TÉCNICA

Segunda B

FCB

0-0

PRA

Barça B

Iñaki Peña; Solano (Igor, 16'. A. Sanz, 34'), Arnau Comas, Ramos Mingo, Mika; Oriol Busquets, Ilaix, Lucas de Vega (Matheus, 67'); G. Maia (Hiroki, 67'), Konrad y Rey Manaj (Zeballos, 67')

AE Prat

Craviotto; Diego G, Javi Martos, Ricarte, Neeskens; Putxi, Adri Díaz, C. Guzmán (A. Padilla, 67'); Domi (Artigas, 79'), Ufano (M. Padilla, 67') y S. Montero (Recort, 88')

Árbitro

Baiges Dones (aragonés) TA: Ramos Mingo (10'), Putxi (52'), Neeskens (77'), Martos (85')

Incidencias

Jornada 3 del grupo 3A de Segunda B en el Estadi Johan Cruyff. Partido a puerta cerrada.

Las bajas y la mala fortuna en las lesiones siguen azotando al Barça. Ya sin Collado, Sarsanedas, Balde, Mingueza ni Jandro Orellana desde el inicio, Oriol Busquets ocupaba la plaza de pivote defensivo, y Mika Mármol en carril izquierdo de la defensa. Además, antes del primer cuarto de hora, Solano se tuvo que retirar lesionado dejando en cuadro a García Pimienta, que tuvo que improvisar colocando a Igor Gómez en el lateral derecho. Y pasada la media hora, el propio Igor se retiró por la misma razón dejando su lugar a Álvaro Sanz, tampoco en su posición natural.

Sin demasiadas ocasiones claras en la primera mitad, los centros al área fueron el puñal más reconocible del Prat en los primeros 45 minutos, instaurando una presión alta e intensa que descuadró mucho los planes iniciales de los azulgrana. En medio de esta presión, Ramos Mingo pudo decantar el partido y jugó con fuego con el colegiado yendo al límite en un par de acciones que le hubieran podido costar la expulsión con más de 60 minutos por delante.

En el Prat, la presencia de John Neeskens, el hijo del mítico jugador neerlandés azulgrana fue la curiosidad de la jornada en la Joan Gamper. El español estuvo a pocos centímetros de ser el primer protagonista del partido, al colocarle a Domi Berlanga un balón preciso que terminó en el travesaño tras el cabezazo del delantero potablava antes de enfilar el túnel de vestuarios.

Al filial le costó encontrar la fluidez con el balón pese a ser dominador de la posesión, y el inicio de la segunda parte siguió el mismo guión, cuando Arnau Comas salvó justo en la reanudación a su equipo tras un error de Oriol Busquets en la salida del balón.

Rey Manaj se fue a la guerra en solitario contra los centrales visitantes, pero el colegiado no le dejó pasar ni una. Al Barça le costó encontrar al albanés en profundidad, y Konrad encontró en el carril central una vía de escapatoria para dejar la línea de cal en ocasiones a Lucas de vega y Mika Mármol. El estadounidense volvió a ser uno de los que más peligro creó y junto con Ilaix Moriba, los dos juveniles demostraron de nuevo el porqué son de los que más ilusionan.

Asedio en los minutos finales

Con la zona del centro muy poblada, las inmersiones de los extremos fueron la base de los ataques de ambos equipos. Konrad la tuvo a media hora del final pero Craviotto estuvo fino al despejar a saque de esquina. El Prat, más directo, necesitó menos para acercarse a la meta de Iñaki Peña hasta que el asedio del Barça se convirtió en constante en los últimos minutos, los mejores del conjunto de ‘Pimi’.

Con un Prat cerrado, el gol no llegó. Matheus Pereira lo intentó desde lejos, Hiroki erró un uno contra uno ante otra muy buena intervención de Craviotto y Konrad envió un balón al palo. Las que no encontró el Barça durante los primeros 80 las tuvo en los últimos diez, pero la balanza no se decantó de su parte.

Ramos Mingo, satisfecho

Al final del encuentro, el argentino Ramos Mingo comentó sobre la presencia de Koeman en el estadio que “siempre es lindo que te vengan a ver y que te vayan conociendo. Contento por cómo se preocupan por nosotros”.

Sobre el partido, el central dijo haber sido “muy duro. Buscamos el gol pero no quiso entrar. Trabajaremos para mejorar”.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil