El Barça debuta en la Promises de Orlando con una victoria en el último suspiro

El Barça debuta en la Promises de Orlando con una victoria en el último suspiro

El Barça ha debutado en la Promises de Orlando ante el Atlas | Jordi Carné

Los culés fueron superiores al Atlas FC, pero no pudieron decantar la balanza a su favor hasta el último minuto

Adrià Bravo fue el goleador barcelonista de la jornada; los de Jordi Poma intentarán certificar la primera posición del Grupo D este sábado ante el Ideasport

El FC Barcelona inició su periplo en el VI Torneo Internacional LaLiga Promises con una victoria muy trabajada. El conjunto blaugrana se impuso al Atlas FC en un encuentro marcado por el calor y la humedad. Los culés fueron superiores, pero no pudieron decantar la balanza a su favor hasta el último minuto. Adrià Bravo fue el goleador barcelonista de la jornada.

El partido empezó con un pequeño susto. El guardameta Pau Espí cometió un error en la salida de balón y tuvo que evitar el gol del Atlas. Se hizo muy grande en un uno contra uno y realizó una gran intervención. El Barça, animado desde las gradas del ESPN Wide World of Sports por varios aficionados que tenían grabados algunos de los cánticos que se escuchan partido tras partido en el Camp Nou, no tardó en hacerse con el dominio del partido.

Los de Jordi Poma y Martí Vila, que alinearon un conjunto con más infantiles que alevines, contaron con varias ocasiones para adelantarse en el marcador antes del descanso. La tuvo primero Siriki, con un disparo cruzado que no vio portería por muy poco. El mismo lateral derecho, minutos después, estuvo a punto de rematar a placer en el segundo palo, pero la retaguardia rival envió el esférico a córner.

La sólida defensa mexicana impidió que los azulgranas trasladaran al 'electrónico' su superioridad en el primer acto. Tras el descanso, en el que los técnicos del Barça dieron entrada a los más pequeños para que todos tuvieran minutos, el Barça continuó insistiendo. Ruslan lo probó con un chut que se marchó ligeramente desviada. El premio llegó en el último suspiro, con un tanto muy importante de Adrià Bravo. El delantero realizó un potente disparo con la izquierda con el que hizo justicia.