El particular 'Día D' de la Euroliga

El lunes, los once clubs con licencia A decidirán, en una reunión telemática, si la temporada se reanuda o queda definitivamente cancelada

El principal problema es la situación sanitaria en cada uno de los diez países que participan en el torneo...situación que se sigue al día desde la propia Euroliga

Jordi Bertomeu, durante una reunión de la Euroliga
Jordi Bertomeu, durante una reunión de la Euroliga | EUROLEAGUE

El próximo lunes a las 11 de la mañana, la cúpula de la Euroliga con el CEO Jordi Bertomeu a la cabeza se reunirá por video conferencia con los once  clubs con licencia A:Barça, Madrid, Baskonia, Olympiacos, Panathinaikos, Fenerbahçe, Anadolu Efes, CSKA, Zalgiris, Maccabi y Armani Milán. Sobre la mesa una decisión de calado: acabar de disputar la temporada 2019-20 -por fórmula de concentración- o suspenderla definitivamente dejando el título en blanco.

Reunión con los jugadores

Antes de esa cita cumbre, este sábado por la tarde tendrá lugar una reuinón previa. El propio Bertomeu, otros miembros del staff directivo de la Euroliga y el responsable del protocolo médico de la competición se verán las caras también telemáticamente, con los capitanes de los 18 clubs de Euroliga, amén de un jugador  más por equipo designado por su propio club.

Reuniones en unos días trepidantes para tomar una decisión clave. El lunes por la tarde, Jordi Bertomeu tiene previsto ofrecer una rueda de prensa, también telemática, en la que explicará los motivos para seguir o cancelar las competiciones. En esa comparecencia ,caso de que la decisión de los diversos equipos fuera positiva, se anunciaría la sede para finalizar el torneo por la fórmula de concentración. Recordemos que, a día de hoy, Belgrado, Kaunas, Vilnius, Atenas, Salónica, Liubliana y, en menor medida,  Colonia presentaron su candidatura para acoger el evento.

Tanto en la reunión -definitiva- con los clubs,y la de los jugadores, la Euroliga presentará sus planes para finiquitar el ejercicio tanto en el plano deportivo como, lo que es más importante, en el sanitario. A la hora de tomar una decisión definitiva el apartado de la salud será clave. 

En este sentido, según hemos podido saber, desde hace unas semanas un grupo de miembros de la Euroliga se están encargando de monitorizar todos los datos. Tanto a nivel de pandemia en los diferentes países, los grados de desescalada, la situación de todos los jugadores (si entrenan, si están en cuarentena, si se encuentran en su países de orígen), la situación en cada pais de los aeropuertos y las posibilidades de volar. Un completísimo chequeo con un aluvión de datos recogidos diariamente que se expondrán el lunes a los clubs para que tomen la decisión en consecuencia que crean más conveniente.

Ser consecuentes

Siendo conscientes del perjuicio económico que se sumará al ya creado si la temporada 2019-20 no se finiquita (se dejaría de disputar el 25% de la campaña, precisamente el más importante a nivel competitivo) , Jordi Bertomeu y el staf directivo de la Euroliga tienen muy claro dos conceptos: la coherencia y la salud son lo primero.

Los once clubs decidirán el lunes en función de los datos y la evolución de la crisis sanitaria que exista en ese momento. Dicho de otro modo. No se van a dar plazos nuevos a la espera de como evolucione la situación sanitaria.La Euroliga quiere ser consecuente tanto como en la fecha tope fijada en su día (25 de mayo)   como con la fórmula de concentración  -si se acaba el torneo- y las fechas fijadas para esta (tope el 24 de julio) para su disputa.

La NBA, por ejemplo, elegirá la fecha que crea más conveniente para disputar lo que queda de liga y si la próxima temporada tiene que empezar en diciembre (como ya se ha hablado) no pasa nada. Pero en la Euroliga son muy conscientes de que existen unos límites para finiquitar el ejercicio e iniciar el próximo sin topar con otras competiciones en un calendario ya de por sí diabólico. Y todo eso teniendo en cuenta que -si es posible- en el verano de 2021 se deberían celebrar los Juegos de Tokio.

El futuro

Tras la reunión del próximo lunes también se espera hablar de futuro. Si se decide cancelar definitivamente esta temporada todo apunta que los 18 equipos  actuales compondrán el elenco del siguiente ejercicio. Caso de que la campaña finalizara todo seguirá su curso y a los once fijos se les añadirán los equipos que tengan ‘wild card’ junto al de la Liga Adriática que tiene plaza. Tal y como se aprobó el pasado verano.

Un sistema bien definido

Caso de seguir adelante con la temporada ya está aprobado el sistema.  Los 18 equipos se reunirían en una sede única para que disputaran las seis jornadas de fase regular que restaban. Una vez finalizada la ‘regular season’, los ocho primeros clasificados disputarían en ese mismo escenario un play-off a partido único del que saldría el campeón. Este torneo final tendría lugar entre el 4 y el 26 de julio. Evidentemente, los 62 partidos (54 de fase regular, 4 de cuartos de final, 2 de semifinales, 1 duelo por el tercer puesto y 1 final) se disputarían a puerta cerrada y sin público en las gradas. De esta manera, como máximo, la máxima competición continental de clubs quedaría solventada en julio.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil