Estreno amargo para el Espanyol

El conjunto blanquiazul cayó derrotado ante Las Palmas con un gol de Mujica

Se notó la falta de ritmo y la poca puntería tampoco ayudó a los pericos

De Tomás durante el choque ante Las Palmas
De Tomás durante el choque ante Las Palmas | RCD Espanyol

Faltó pólvora y faltó ritmo. El Espanyol acusó las vacaciones en un partido para empezar la puesta a punto ante un Las Palmas que aprovechó la única ocasión clara del partido para llevarse el choque. Su gol lo anotó un ex jugador del Barça, Mujica, en un descuido defensivo propio de las pretemporadas.

FICHA TÉCNICA

Pretemporada

ESP

0-1

LPA

Espanyol

Oier; Víctor Gómez, Calero, Cabrera, Dídac, Pol Lozano, Mérida, Embarba, Melendo, Melamed, RDT. También jugaron: Diego López, M. Vargas, Vadillo, Alejandro Pérez, Nabil, Omar.

Las Palmas

Valles; Ruiz, Ferigra, Curbelo, Lemos, Fabio, Navas, Peñaranda, Cardona, García, Moleiro. También jugaron Ariday, Raúl, Mujica

Goles

0-1 M.80 Mujica.

Árbitro

Manrique Antequera (Andaluz). T.A.: Pol Lozano (36').

Incidencias

Marbella.

Sin caras nuevas, ante un rival que fue contrincante en el infierno de Segunda de la pasada temporada y sin novedades. El Espanyol, sin caras nuevas, con el bloque del año pasado, se estrenó con una primera mitad para cargar piernas, para reactivar el cuerpo tras semanas sin actividad. Arrancó mejor el conjunto canario que dispuso de la primera ocasión del partido a los 20 minutos. Fue Lemos que obligó a realizar la primera parada de la temporada a Oier.

Sirvió como toque de atención al Espanyol que aceleró el ritmo y empezó a asomar la cabeza por territorio ofensivo. Embarba le puso un gran balón para el remate de un Dídac que rozó el primer gol del partido. También De Tomás al filo del descanso que pudo dejar con ventaja al Espanyol antes del descanso.

Las piernas frescas de la segunda mitad no dieron un salto en el ritmo del partido y los dos equipos seguían con su versión más gris. Algo más que normal a estas alturas de la pretemporada. Apenas un disparo que salió cerca de la portería de Diego López y nula producción ofensiva de los blanquiazules.

Llegó entonces el desbarajuste defensivo que costó un partido que tenía el marcador escrito. Un 0-0 de libro. Pero un balón picado, al espacio, de Ariday dejó a Mujica solo ante Diego López y no perdonó. La bajó con la cabeza y soltó un latigazo raso de libro para poner el 0-1 a diez minutos del final.

Fue entonces cuando el Espanyol tuvo sus mejores minutos pero la pólvora no fue de la mano. Primero el asistente invalidó una jugada donde Wu Lei se quedaba solo ante la portería del conjunto canario. Justito. Pero inmediatamente después el delantero chino se plantó dentro del área solo pero el arquero le negó un gol que se tiene que meter sí o sí.

La mejor noticia, que esto solo empieza. A todo el mundo le encanta empezar ganando pero lo importante en las pretemporadas no es ni mucho menos los resultados. Próxima parada, Rayo Vallecano.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil