Mbappé lidera la conquista de la Copa de Francia

Mbappé lidera la conquista de la Copa de Francia

Mbappé celebra el segundo tanto del encuentro
Mbappé celebra el segundo tanto del encuentro | sport

Un error garrafal de Disasi allanó el camino de 'les parisiens' que sumaron su decimocuarto trofeo copero

Final de pésimo nivel de juego donde el Mónaco mandó un balón al palo antes de la sentencia de Kylian

Cuesta entender cómo este PSG no es líder en Francia. Se llevó la final de la Copa de Francia sin brillar, sin necesidad de poner la sexta marcha, sin Neymar pero con un Mbappé sobrado. Él solo generó el primero y remató la final cuando sufría más el conjunto de Pochettino. Decimocuarto metal copero para 'les parisiens'. No será una final que pase a la historia.

FICHA TÉCNICA
Copa de Francia

MON

0 ________________ 2

PSG

ALINEACIONES

Mónaco

Majecki, Sidibe, Disasi (Badiashile 74'), Maripán, Henrique, Aguilar (Diatta 46'), Tchouameni, Fofana (Martins 60'), Golovin, Volland (Fàbregas 74'), Ben Yedder (Jovetic 60').

PSG

Keylor Navas, Florenzi (Dagba 68'), Marquinhos, Keher, Diallo, Paredes (Herrera 79'), Danilo, Gueye, Di María (Sarabia 90'), Icardi (Kean 79') y Mbappé

Goles

0-1 M.19 Icardi; 0-2 M.81 Mbappé.

Árbitro

François Letexier. T.A.: Marquinhos (86')

Incidencias

Stade de France

El nombre propio de los primeros 45 minutos fue Disasi. El central del Mónaco cedió el control de la final a un PSG que apenas estaba generando. Futbolísticamente fue aburrida. Para ser finos y poco críticos con lo visto en el Stade de France en el primer tiempo. Dos equipos con más miedos que riesgos. Con mucho toque intrascendente y pocas ocasiones de gol. Un Mónaco-PSG merecía dar más de sí.

El conjunto de Kovac anuló en los primeros compases a los pupilos de Pochettino. Incómodos. Con algún chispazo de Mbappé pero poca cosa más. La presión monegasca obligaba al PSG a tener mucho balón en zona de poco peligro. Eso sí, al más puro estilo Pochettino. Lanzar el balón no era opción. Siempre la sacaban jugando.

Keylor estuvo atento a un par de balones largos de los del Principado con salidas fuera de su zona de confort. Pero la final estalló a los 20 minutos de encuentro. Un saque de puerta inofensivo, sacado en corto para Disasi, acabó en tragedia para el Mónaco. Mbappé, que merodeaba la zona, aprovechó el mal control del central para robarle la cartera y ceder con un pase de la muerte el gol a Icardi. Solo la empujó el argentino.

Fue el único momento de aceleración cardíaca del primer tiempo. El PSG gestionaba a las mil maravillas el marcador y el Mónaco no encontraba la conexión con Ben Yedder, desaparecido. La peor de las noticias. Precisamente el francés tuvo la primera clara pero ya en el segundo tiempo. Le cayó el balón filtrado algo escorado y Keylor Navas en el mano a mano le sacó el cuero.

El ritmo de partido no incrementaba y Kovac buscó soluciones desde el banquillo. Parecía que a ambos equipos les bastaba con este resultado. Que si el Mónaco empataba bien y sino pues a por sus respectivas finales del fin de semana en la última jornada de la Ligue 1. Los jugadores de refresco sí aportaron algo de vitalidad al encuentro pero nada de puntería.

De hecho, Gelson Martins mandó un centro-chut al travesaño a 20 minutos para el final y en la jugada posterior, Diatta se encontró las manos de Keylor Navas. Para ser justos, el Mónaco hizo méritos para empatar el partido pero cuando en tu equipo tiene a Mbappé la diferencia cara al gol es abismal. Desmarque a la espalda de los defensas y definición de 'killer'. El 2-0 finiquitó la final para un PSG que hizo poco, muy poco para llevársela.

Es la decimocuarta Copa de Francia que se adjudican 'les parisiens'. La sexta en las últimas siete ediciones. Será un gran complemento si finalmente ganan la Ligue 1 en la última jornada. Una cortina de humo o un premio que no será de consolación si es el Lille el que se alza campeón.

Temas