La remontada del Barça podría culminar con el clásico

El Barça, de ganar al Real Madrid, dormiría líder y presionaría al Atlético en su visita al Betis

A partir de ahora, y a falta de 27 puntos por jugar, cualquier error puede pagarse a un elevado precio

Messi, en un acción contra el Real Madrid en el clásico de la Liga (primera vuelta)
Messi, en un acción contra el Real Madrid en el clásico de la Liga (primera vuelta) | Javier Ferrándiz

La Liga 2020-21 ha entrado en su momento más ‘caliente’. Dos aspirantes –Atlético de Madrid y FC Barcelona– y el vigente campeón, el Real Madrid, pelearán los últimos 27 puntos del campeonato a cara de perro para hacer realidad un sueño común: cantar el alirón. La lucha se adivina apasionante y sin cuartel por las mínimas diferencias entre los candidatos: en un punto aventaja el Atlético al FC Barcelona y en tres al Real Madrid y dos son las unidades que el conjunto azulgrana saca al equipo blanco, tercer clasificado.

En situaciones como la actual, los equipos irán “partido a partido” porque la clasificación puede cambiar jornada a jornada. Nadie tiene ya colchones ni rentas ni puede especular con ningún resultado si quiere conservar la posición que ocupa en estos momentos. Así, los partidos de la próxima jornada entre los equipos implicados, van a llevar modificaciones salvo que el Real Madrid-Barça y el Betis-Atlético finalicen con igualdad. El Barça, de todas formas, después de recortar 11 puntos al Atlético entre diciembre de 2020 y abril de 2021, está ante la gran oportunidad de dar el golpe a la Liga.

 

Oportunidad

En clave azulgrana, el clásico es una oportunidad única para que el Barça, caso de victoria en el Alfredo Di Stéfano, presione al Atlético de Madrid, que jugará al día siguiente. Si los pupilos de Ronald Koeman son capaces de seguir con su espectacular racha lejos del Camp Nou (llevan nueve triunfos consecutivos, a uno de su récord de la temporada 2010-11 y 2012-13), se irían a dormir líderes el sábado 10 de abril a la espera de lo que hiciera el ahora líder en el Benito Villamarín contra el Betis (21.00 horas).

El equipo de Diego Pablo Simeone sentiría en mucho tiempo la presión de no poder fallar para mantener su privilegiada posición en lo más alto de la tabla. Y si pinchara, el mazazo psicológico que sufrirían los rojiblancos, a falta de ocho jornadas para el final, podría descabalgarles en este último tramo de la carrera por el título después de empezar el campeonato con excelentes sensaciones.

La Liga 2020-21, ahora al día, volverá a descuadrarse con motivo de la final de la Copa del Rey entre el Athletic y el FC Barcelona el sábado 17 de abril en el estadio de La Cartuja de Sevilla. Ese fin de semana se disputará la jornada 33 y no la 31. La Liga no volverá a igualarse hasta finales de mes, cuando el Barça recupere el partido pendiente, contra el Granada en el Camp Nou, y el Athletic haga lo propio ante el Valladolid en San Mamés.

 

Final

Las cinco últimas jornadas, de la 34 a la 38, ya se jugarán en igualdad de condiciones. Destacará, sin lugar a dudas, la 35, que contempla el duelo entre el Barça y el Atlético de Madrid en el Camp Nou y otro entre el Real Madrid y el Sevilla en Valdebebas. Sobre el papel, el equipo blanco es el que encara la recta final con un calendario más asequible, mientras que Barça y Atlético, tanto como locales o visitantes, tienen partidos muy comprometidos.

De todas formas, a estas alturas de competición, todos los equipos se juegan mucho y no se puede menospreciar a ningún conjunto al no estar decidido nada. Además del título, la lucha será por asegurar una plaza en Champions League, la Europa League y eludir el descenso. Peleas todas ellas, abiertas y susceptibles de registrar cambios de aquí al final.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil