Messi, sobre el árbitro del Barça-Valladolid: "Tiene unas ganas de sacarme la tarjeta..."

Se fue enfadado al descanso del partido y las cámaras captaron su reacción

Estaba hablando con Carlos Naval, delegado del conjuno blaugrana

El triunfo del FC Barcelona ante el Valladolid gracias al gol en el minuto 90 de Ousmane Dembélé dejó una imagen destacada. Leo Messi se podría haber perdido el clásico del próximo fin de semana si veía una amarilla ante el conjunto pucelano.

Antes de meterse en el túnel de vestuarios después de que el árbitro señalara el descanso, las cámaras captaron al delantero argentino hablando con Carlos Naval, delegado del equipo, sobre la intención del colegiado de evitar que el argentino jugara ante el Real Madrid mostrándole una cartulina amarilla: "Tiene unas ganas de sacarme la tarjeta... boh. Increíble", le espetó el '10'.

Tanta es la motivación de Messi por esta Liga que ejerció de líder en el descanso y pronunció unas palabras de ánimo antes sus compañeros antes de saltar al césped en la segunda parte. "Esto hay que sacarlo adelante sí o sí. Ponemos una marcha más, más ritmo", dijo el argentino en el túnel de vestuarios.

Una declaración de intenciones muy clara y una petición a los suyos, más intensidad. El capitán quiere esta liga, y el Barça también. Lo único seguro es que jugará el clásico del próximo sábado ante el Real Madrid.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil