1.000 policías y 1.400 vigilantes de seguridad para el Madrid-Barça

El Bernabéu convertido en un fortín para disputar el partido con más protección de la historia. La vigilancia del Madrid-Barça se extrema. Para llegar al estadio habrá que pasar tres controles y en cada puerta de acceso se colocará un detector de metales. Por ello se recomienda ir con tiempo, para evitar aglomeraciones, y no llevar mochilas. La policía ocupará cada rincón con un dispositivo de hasta 1.000 efectivos de la Policía y más de 1.400 vigilantes privados. Estos días las unidades caninas rastrearán los alrededores. Hasta el momento nada hace saltar las alarmas y las autoridades han lanzan un mensaje de tranquilidad y serenidad.  | sport

EFE

"Este número de agentes es muy superior al de otros partidos y más del doble de otros encuentros declarados así. Además, a falta de detalles, habrá también 1.400 vigilantes de seguridad privada, efectivos de Policía Municipalemergencias y Protección Civil. Será un dispositivo intensivo para garantizar la seguridad y la absoluta normalidad del partido", dijo Martínez.

SE RECOMIENDA ASISTIR "CON TIEMPO SUFICIENTE"

Martínez y Cardenal, asimismo, recomiendan que el público que asista al 'clásico' lo haga "con tiempo suficiente" para superar los controles de acceso y el triple cinturón de seguridad que habrá en los alrededores del Bernabéu.

"El acceso al estadio se podrá realizar desde tres horas antes, pero cada uno ya puede ir con el tiempo que considere oportuno. Aconsejamos que se haga con suficiente antelación y no se espere al último momento para llegar", manifestó Martínez.

El partido, que ha sido calificado como "clásico de alto riesgo". "Esta calificación no supone ninguna novedad porque en un partido de estas características, debido a los elementos que lo rodean, es habitual", dijo Martínez.

"La convergencia de la calificación con esta circunstancia se debe al nivel de alerta 4, reforzado por la decisión de la ampliación de seguridad, y por ello habrá un dispositivo intensivo para garantizar la absoluta normalidad en el desarrollo del encuentro", confesó.

Martínez declaró que, "a falta de detalles, al menos habrá mil efectivos de policía nacional, que es más del doble de otros encuentros declarados así". Además, habrá otros 1400 vigilantes de seguridad privada más Policía Municipal, personal de emergencias y de Protección Civil.

"Con este dispositivo, el partido se desarrollará con normalidad y sin incidentes porque tenemos confianza en nuestras fuerzas y cuerpos generales del Estado. Lo que queremos transmitir es un mensaje de tranquilidad y serenidad responsable dentro de los parámetros que tenemos", apuntó.

En su exposición, Miguel Cardenal evitó hablar sobre la posibilidad de que los aficionados azulgranas accedan con esteladas al estadio, puesto que "no tiene nada que ver con la declaración del partido", y declaró que el operativo fijado para el encuentro es "especialmente intenso".

"Como en todos los acontecimientos masivos, a ese respecto se va a seguir la praxis habitual. Se trata de evitar en un acontecimiento de masas elementos que causen confrontación. No se trata de hablar de un símbolo en concreto, sino de cualquiera que pueda evitar que haya conflictos", dijo.

El dispositivo de seguridad se terminará de perfilar este jueves en otra reunión en la que estarán presentes la delegación del Gobierno de Madrid, el Ayuntamiento, la Policía Nacional y el Real Madrid. No habrá Mossos de Esquadra ni representantes del FC Barcelona al "no tener competencia por razón de demarcación", dijo Martínez.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil