Sufrida victoria de un Bayern que se aferra al liderato

Sufrida victoria de un Bayern que se aferra al liderato

Los jugadores del Bayern celebrando el gol de Sané
Los jugadores del Bayern celebrando el gol de Sané | EFE

El cuadro bávaro se impuso por la mínima al Bielefeld gracias a un solitario gol de Sané en la segunda mitad

Durante 70 minutos, los de Nagelsmann lo intentaron una y otra vez sin encontrar portería

Le costó más de la cuenta, pero el Bayern sumó los tres puntos. Algo que, al fin y al cabo, era lo importante. Tras topar una y otra vez con la defensa del Bielefeld, penúltimo clasificado, los 'Mia san Mia' vencieron gracias a un golazo de Sané cuando faltaban 20 minutos para el final. De este modo, se recuperan del tropiezo ante el Augsburgo y siguen líderes por encima del Dortmund, con el que se verá las caras el próximo fin de semana.

FICHA TÉCNICA
Bundesliga

BAY

1 ________________ 0

ARM

ALINEACIONES

Bayern de Múnich

Neuer; Pavard, Upamecano, Lucas (Sule, 90'), Davies; Tolisso, Goretzka (Musiala, 56'); Coman, Müller, Sané (Gnabry, 71'); Lewandowski.

Arminia Bielefeld

Ortega; Brunner, Pieper, Nilsson, Andrade (De Medina, 78'); Vasiliadis (Fernandes, 78'), Prietl; Wimmer (Hack, 64'), Schopf (Serra, 90'), Okugawa; Klos (Lasme, 78').

Gol

1-0 M.71 Sané.

Árbitro

Marco Fritz. TA: Lucas (64') / Lasme (82').

Incidencias

Partido disputado en el Allianz Arena.

Quiso hacer cosquillas el Arminia en los minutos iniciales, pero ante un equipo como el Bayern es imposible dominar el juego. Sin apenas despeinarse, los de Nagelsmann se hicieron con el control del cuero y las ocasiones se sucedieron. Müller por partida doble, Davis y Lewandowski rozaron el tanto antes del ecuador de la primera mitad. Carrusel de llegadas que no llegaban a buen puerto, pues los bávaros estaban un tanto imprecisos en el último pase y fallones en la definición. El cuadro visitante echó el cerrojo y lo intentó a la contra, aunque sin éxito.

El inicio de la segunda mitad fue un calco de la primera. El Bayern dominando, controlando y llegando, pero con la pólvora mojada en los metros finales. No había manera. Lo intentaban por tierra, mar y aire. Tras una ocasión de Klos, que a punto estuvo de hacer saltar la banca, se empezó a escuchar el 'run run' en el Allianz. Y Sané dijo basta. Tras una buena combinación, recibió en la frontal y mandó el balón a la escuadra. Imparable. Apenas sufrieron los bávaros en los últimos minutos, donde incluso pudieron ampliar la renta. Lo que sí que lograron fue amarrar el liderato.

Temas