Siete finales para la trigésima

Con siete puntos de ventaja sobre el Leipzig, el Bayern cuenta los partidos para ganar otra Bundesliga tras el histórico ‘sextete’

Si el Leipzig no se deja puntos, el día 8 de mayo, ante el ‘Gladbach, el Bayern podría ser campeón de Liga

Alaba y Lewandowski, durante un partido del Bayern de Múnich
Alaba y Lewandowski, durante un partido del Bayern de Múnich | AFP

Joel Gadea

Los cronómetros ya se están poniendo en marcha para la recta final de la Bundesliga y, sobre todo, para saber cuando el poderoso Bayern de Múnich reeditara el título por novena temporada consecutiva. La renta del conjunto que dirige Hansi Flick es de siete puntos respecto al Leipzig, su principal perseguidor. La victoria en el Red Bull Arena gracias a una diana de Goretzka allanó el camino para los bávaros en esta recta final del campeonato de la regularidad y, pese a estar vivo también en la Champions, no parece que su trigésima ensaladera se les vaya a escapar en estas últimas siete jornadas. 

Partidos difíciles

No será un camino de rosas para el Bayern este final de Bundesliga. La suerte del calendario ha querido mezclar duelos asequibles con partidos complicados. Para empezar, el líder se las tendrá que ver con la revelación de la temporada. El Union Berlín visitará Múnich, en un duelo que no debería suponer ningún problema para el Bayern, pero que se encuentra enclavado en medio de los cuartos de final de la Champions ante el PSG, algo que puede suponer una distracción, en vistas de que la Liga está prácticamente sentenciada. Sin embargo, a renglón seguido llegan cuatro duelos de alta exigencia. La visita al Wolfsburgo abre esa veda, que luego continúa con el partido ante el Bayer Leverkusen en Múnich y sigue con la visita al Mainz, que está peleando por eludir el descenso.

Para terminar, en el que podría ser el ‘día D’ si el Leipzig no se deja más puntos, la visita del Borussia Mönchengladbach al Allianz Arena tiene visos de ser el partido en el que el Bayern cante el trigésimo alirón. Eso depende del Leipzig, que tampoco tiene un calendario muy asequible, pero, más allá de eso, el Bayern dispondría de dos oportunidades más para campeonar, en su visita a Friburgo y en el último partido de la temporada: en casa frente al Ausburgo. No es sencillo el calendario que tiene por delante el campeón, pero su trayectoria en la Bundesliga, amén de la renta de siete puntos respecto al segundo lo avala para reeditar un título que ya parece más que sentenciado. 

Bajas sensibles

Para esta recta final, el Bayern no podrá contar con Robert Lewandowski hasta finales de abril, por su lesión en la rodilla. Tampoco con Tolisso ni con Douglas Costa, dos hombres importantes en la rotación de Flick cuyas bajas pueden suponer que los titulares se carguen en exceso de minutos ante tan exigente calendario. Además, con las últimas rondas de la Champions League de por medio, el Bayern deberá gestionar bien sus esfuerzos. Cabe destacar que, en la máxima competición continental, los bávaros tienen un cuadro durísimo si quieren plantarse en la final de Estambul a finales de mayo.

En Europa, si eliminase al PSG, se mediría a Manchester City o a Borussia Dortmund en semifinales. Pero en Liga, donde todo está más que encarrilado, con gestionar los esfuerzos y con no tropezar más de lo debido, el Bayern tiene en su mano conquistar otra ensaladera para la historia. A priori, el día marcado en el calendario, si ninguno de los dos falla, es el 8 de mayo, en casa ante el Borussia Mönchegladbach. Ese día el Bayern podría alzar su trigésimo título nacional, aunque, sin embargo, los tropiezos de Leipzig o de Bayern podrían alterar y adelantar la fecha del alirón a finales de abril, en el choque ante el Mainz o ,incluso, ante el Leverkusen. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil