Bellingham, con la mayor multa de la historia por su 'rajada' arbitral

La Bundesliga le habría multado con 40.000 euros por insinuar que Felix Zwayer podría haber amañado el 'Klassiker'

Además, el futbolista habría sido denunciado ante las autoridades, y sus acusaciones podrían tener consecuencias jurídicas

Bellingham, en el clásico alemán ante el Bayern
Bellingham, en el clásico alemán ante el Bayern | AFP

El futbolista del Borussia Dortmund, Jude Bellingham, ya conoce la sanción por su 'rajada' contra el árbitro del Klassiker alemán entre Borussia Dortmund y Bayern de Múnich este fin de semana, Felix Zwayer.

La decisión, según ha adelantado BILD, es multar al futbolista del BVB con 40.000 euros, lo que es la mayor sanción económica a un futbolista de la historia de la Bundesliga.

La buena noticia para el inglés es, por ahora, que se libra de una sanción deportiva, pese a las acusaciones de amaño que estibó sobre el colegiado del partido.

"Para mí no fue un penalti. Hummels ni siquiera mira la pelota y lucha por ella, toca al jugador pero no creo que ni siquiera esté mirando el balón", dijo Bellingham a los micrófonos de Viaplay sobre el penalti que Zwayer señaló a favor del Bayern en el Signal Iduna Park. "Mira muchas otras decisiones en este partido. Le das el partido más importante de Alemania a un árbitro que ha amañado un encuentro antes, ¿qué esperas?"

Bellingham se refiere a un episodio del árbitro en 2005, cuando fue inhabilitado por seis meses. En esa época, los jueces alemanes Robert Hoyzer y Dominik Marks, fueron condenados a 29 y 18 meses de prisión por amaño de partidos de la Pokal, aceptando dinero de la mafia croata para influir en partidos, y Zwayer fue asistente de Marks en uno de los partidos investigados.

Según los relatos de la época, Zwayer declinó dinero ofrecido por Hoyzer y se negó rotundamente a amañar el partido, aunque, aun así, fue condenado a seis meses sin partidos por ocultar información y no denunciar los hechos.

La noticia se convirtió en un escándalo en Alemania pero, tras su sanción, Zwayer volvió a los terrenos de juego y hoy en día es uno de los árbitros principales más importantes en el país germano, con casi 200 partidos dirigidos en la Bundesliga y 50 en competiciones europeas, y sin ningún otro caso de amaño en su currículum.

Unas palabras que no midió demasiado bien Bellingham y le pueden salir más caras que esos 40.000 euros. De hecho, tal y como confirmó la policía de Dortmund, el futbolista habría sido denunciado ante las autoridades por parte del estamento arbitral germano, y sus acusaciones podrían tener consecuencias jurídicas.

De momento, según apunta AS, el caso podría no tirar adelante ya que debería ser el afectado, en este caso Zwayer, el que acuse al jugador para que el asunto termine llevándose a los tribunales.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil