Confidencial SPORT

Confidencial SPORT

El vestuario del Barça lo tiene claro: "Si ganamos, campeones"

Los jugadores asumen el encuentro como el partido más decisivo de la temporada y consideran que si se salda favorablemente se habrá dado un paso definitivo para la consecución del título

La motivación es alta para 15 jugadores, y para Xavi, porque sería la primera Liga en su palmarés

El Barçá continúa preparando el clásico de liga

Albert Masnou

Albert Masnou

"Es como una final de la Liga”. Este es el sentir que se respira en el vestuario del FC Barcelona a escasas horas de la disputa del partido de Liga entre el FC Barcelona y el Real Madrid en el Spotify Camp Nou. Los jugadores asumen el encuentro como el partido más decisivo de la temporada y consideran que si se salda favorablemente se habrá dado un paso definitivo para la consecución del título. “Si ganamos, seremos campeones”, se ha podido escuchar entre los jugadores.

Y es que el partido de este domingo es clave para el desarrollo de la competición cuando todavía quedarán 12 jornadas más para la conclusión del campeonato.

El Barcelona está ahora a +9 puntos con el goal average en dificultad tras el 3-1 del partido disputado en el Santiago Bernabéu. El gran reto del Barcelona ya no es el de revertir este goal average sino lograr la victoria ante el Madrid que le colocaría con +12, una ventaja que el equipo considera definitiva.

Raphinha, autor del gol 2.998 del FC Barcelona en Liga en el Camp Nou contra el Valencia

Raphinha, autor del gol 2.998 del FC Barcelona en Liga en el Camp Nou contra el Valencia / Valentí Enrich

Sin discusión

El título caería sin discusión por el bando azulgrana pues restarían 36 puntos en juego y solo se deberían ganar poco más de la mitad de los puntos en juego. 

La trayectoria del Barcelona esta temporada es inmaculada en la Liga, gracias en parte a su fortaleza defensiva. El equipo ha sumado una media de 2.6 puntos por partido y, de lograrse estos +12, debería caer de forma estrepitosa para dejar escapar la Liga.

El calendario que le quedaría al Barça es relativamente asequible, con desplazamientos ante rivales de la parte media o baja de la tabla (Espanyol, Getafe, Elche, Rayo y Celta) y con partidos en casa sin especial complicación salvo el partido contra el Atlético de Madrid. 

“Ganar nos colocaría cuesta abajo”, se piensa también en el staff técnico, consciente de la necesidad de lograr este título tanto para reforzar su apuesta en su primer año completo al frente del equipo como para dar algo de tranquilidad a un club que está caldeado de puertas afuera.

Busquets y Gavi, durante un entrenamiento del FC Barcelona

Busquets y Gavi, durante un entrenamiento del FC Barcelona / FCB

No solo vale la victoria

Así pues, ganar al Madrid es clave para sentenciar el título. Puestos a analizar otros escenarios, el Barça tiene en cuenta que un empate tampoco sería un mal resultado teniendo en cuenta que se mantendría la diferencia de 9 puntos con respecto al Madrid.

El Barça tiene en cuenta que el conjunto blanco está inmerso en la competición europea, siendo este el gran objetivo de los jugadores de Ancelotti. Y, dada la edad de muchos de sus jugadores, estos compromisos europeos acabarían afectando de un manera u otra en sus partidos de Liga, algo que al Barça no le puede pasar por solo estar vivo en la Liga y en la Copa. Desde hace semanas solo tiene un partido cada siete días, lo que le permite estar fresco, no tener que hacer muchas rotaciones e ir recuperando efectivos, como el caso de Pedri para este fin de semana

“Tenemos que ir a por todas y cerrar pronto la Liga, para que no tengan opción”, se dice en el vestuario. Y es que el Barça no quiere que se le complique un escenario tan idílico en el que se encuentra actualmente.

Raphinha festeja su gol con Kounde y Gavi en San Mamés

Raphinha festeja su gol con Kounde y Gavi en San Mamés / Javi Ferrándiz

Primer título

La ilusión que despierte este título de Liga es algo para muchos de los integrantes del equipo. Algunos porque puede ser su último año tras una etapa gloriosa (quizás es el caso de Busquets o de Alba) mientras que para la mayoría se trataría del primer título de Liga en sus carreras. Ahí está el caso de toda la defensa titular y muchos de los reservas Alonso, Eric , Balde, Koundé, Christense, Araujo y el meta Peña), la mitad de los centrocampistas (Kessie, De Jong, Pedri y Gavi) y casi la totalidad de los delanteros (Lewandowski, Ferran, Raphinha y Ansu). Son 15 jugadores que cuentan para Xavi y que todavía no han degustado las mieles del triunfo por lo que la motivación para conquistar la liga es alta. Y no solo se trata de los jugadores sino también del propio staff técnico, que tiene la Supercopa o la Copa pero la Liga les hace especial ilusión por ser la primera piedra para la reconstrucción.