Sport.es Menú

El uno por uno del Barça en la Supercopa de Europa ante el Sevilla

Este fue el uno por uno del Barça en Georgia
Este fue el uno por uno del Barça en Georgia | sport

Ter Stegen (7): vendido

Toni Juanmartí

El guardameta alemán, seguro como siempre por arriba y con los pies, no pudo hacer nada en el extraordinario golpeo de falta de Banega. En el penalti de Gameiro, el francés ejecutó la pena máxima a la perfección y le dejó sin opciones. En el 4-4 también estaba vendido, aunque quizá no fue la mejor decisión intentar atajar el centro de Immobile.

Mascherano (6): penalizado

El argentino, que arrancó algo excesivamente revolucionado –incluso cometió la falta del gol de Banega-, fue encontrando su sitio con el paso de los minutos. En la segunda mitad, además, se atrevió con pases más arriesgados y no falló prácticamente ninguno. Tras el 4-3, el ‘Jefecito’ repartió gritos a diestro y siniestro intentando evitar lo que sucedió: el tanto del empate a cuatro.

Alves (7): inconformista

El lateral presumió un gran estado de forma y una actitud que confirman que, pese a su renovación, sigue dispuesto a ganarse el puesto en cada partido. En la primera parte salvó el que hubiera sido el 2-2 sobre la misma línea de gol e incluso probó fortuna con un disparo potente que atajó con problemas Beto.

Piqué (7): resignado

Marcó territorio en la zaga azulgrana en todas las acciones individuales, sobre todo en jugadas aéreas, aunque cueste valorarle positivamente tras recibir cuatro goles. Como siempre, facilitó la salida de balón.

Mathieu (5): irreconocible

Si normalmente destaca por su solidez en defensa, ante el Sevilla dejó muchas dudas. Primero, porque en el 4-2 dejó libre el segundo palo para que Reyes rematara a placer. Y segundo, porque cometió un penalti a Vitolo demasiado descarad. No obstante, en ataque se mostró profundo e incluso asistió a Luis Suárez en un tanto que debió subir al marcador.

Busquets (6): asistente

Un robo de balón suyo en la salida de balón del Sevilla propició el 4-1 de Luis Suárez, que parecía dejarlo todo resuelto. En su contra hay que decir que en ocasiones se vio superado y le faltó imponer su ley en el tramo final, cuando acusó más el cansancio.

Rakitic (7): decreciente

El croata arrancó el encuentro de forma espectacular: presionando, organizando e incluso pisando área. Sin embargo, su batería se fue acabando al mismo ritmo que las del equipo y desapareció en la segunda mitad. Ya en la prórroga, resurgió algo para dirigir, junto a Messi, las jugadas de ataque.

Iniesta (8): indispensable

El manchego cuajó un gran partido y es, seguramente, de los menos responsables de la remontada del Sevilla. Aportó desequilibrio desde la izquierda y generó peligro con sus conducciones verticales. Sustituido en el 63’ en una decisión cuestionable de Luis Enrique, volvió a demostrar que se crece en los partidos importantes.

Rafinha (8): goleador

Titular por sorpresa de todos en detrimento de Pedro, se mostró muy participativo en el extremo izquierdo, una posición nueva para él. Su gol fue una nueva muestra de la capacidad de llegada que tiene. Si le respetan las lesiones, Luis Enrique le demuestra constantemente que confía mucho en él.

Luis Suárez (9): fiable

Hizo lo que suele hacer: aportar infinidad de trabajo, asistencias y también gol. El delantero uruguayo, un auténtico seguro de vida, perdonó un mano a mano con Beto pero en el rechace del mismo se inventó una asistencia mágica para que marcara Rafinha. Ya en la segunda mitad, asistió a su cita con el gol al definir con precisión tras un robo de Busquets.

Messi (10): eterno

Eterno, colosal, irrepetible, único, estratosférico, apoteósico, antológico, messístico.  Sobran las palabras para describir a este monstruo del fútbol. Marcó dos golazos de falta como si nada e incluso rozó un tercero con un disparo –también de falta- a la madera.

Sergi Roberto (6): diesel

Le costó coger el ritmo frenético que tenía el partido cuando entró pero en los últimos minutos cortó varios balones vitales para que el Barça aguantara el 5-4.

Bartra (5): frío

Entró en el 78’ y solo tres minutos más tarde tuvo un error ante Immobile que propició el 4-4. La sensación que sigue dejando es que le falta dar un paso adelante si de verdad quiere ser importante en el Barça.

Pedro (10): recompensado

En el que seguramente era su último partido como azulgrana, los dioses del trabajo, de la constancia, de la justicia y de la recompensa se aliaron para ‘darle’ un gol que bien merecía. Pedro se irá del Barça como lo que es, un pedazo de futbolista al que solo una delantera como la ‘MSN’ ha sido capaz de robar protagonismo. El destino es caprichoso y el fútbol, justo. En una noche como la de este miércoles, el barcelonismo solo puede tener tres palabras para el tinerfeño: gracias, gracias y gracias. 

Luis Enrique (6): desacertado

El asturiano firmó su cuatro de cuatro en títulos con el Barça pero lo hizo en una noche en la que tomó decisiones cuestionables. La primera, quitar a un Iniesta que lo estaba bordando. La segunda, no dar minutos a Pedro mucho antes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil