Simon Kuper: “Cruyff, como Gaudí, era un hombre imposible, pero un genio absoluto”

Simon Kuper: “Cruyff, como Gaudí, era un hombre imposible, pero un genio absoluto”

Kuper, en Barcelona, durante la promoción de su último libro
Kuper, en Barcelona, durante la promoción de su último libro | VALENTÍ ENRICH

El periodista británico examina desde sus entrañas la evolución del Barça desde la llegada de Johan Cruyff en su último libro

“Ahora todo el mundo juega como el Barça y en 2010 el Barça era único”

“La complejidad del Barça: el ascenso y la caída del club que construyó el fútbol moderno” es la última obra de Simon Kuper, periodista, escritor y pensador que examina desde sus entrañas la evolución del club desde la llegada de Johan Cruyff al Camp Nou. 

Simon Kuper nació en Uganda, sus padres son sudafricanos, tiene nacionalidad británica y creció en Holanda. Nos recibe en la editorial ‘Córner’, cerca de la estación de Francia de Barcelona, para hablar de Cruyff, Guardiola, Messi o Rijkaard. En definitiva, para hablar del Barça.

¿Por qué un libro sobre el Barça?

Porque crecí en Holanda y para los holandeses el Barça es un club holandés. Crecí, como todos los holandeses y todos los catalanes, con las ideas de Cruyff. Fue el ídolo de mi juventud. Hace 40 años que sigo a Cruyff. 

Cruyff, un antes y un después en la historia del Barça, tiene una gran presencia en el libro. Sin embargo, antes de Cruyff hay poca cosa.

No soy experto sobre el Barça antes de Cruyff, sé que hubo gente como Kubala, Gamper, pero no tengo tanta información sobre esas épocas y me pregunté: ¿qué puedo aportar nuevo? Yo sé más de Cruyff que los catalanes porque entiendo sus orígenes holandeses y eso es un valor añadido. Y otro valor añadido era tener entrada en el club, por lo que podía describir más o menos lo que se decía dentro sobre Messi, sobre La Masia… He evitado escribir sobre cosas de las que no tenía nada que añadir. 

¿Qué diferencia al Barça de otros clubs?

Cruyff ha revolucionado al Barça y el fútbol. Y es verdad. En los años 60 lo suyo era un nuevo sistema de juego, una manera diferente de pensar el fútbol, ahora es el consenso: Manchester City, Bayern, Liverpool… Juegan más o menos el estilo cruyff. El Barça no es el único ahora. El cruyffismo es el fútbol moderno, pero para todos. Cuesta decir que el Barcelona sigue siendo único porque tampoco ha seguido siendo “més que un club”. 

Ya.

Y después está el “catalanisme”, que es la marca del Barça, pero antes el “catalanisme” unificaba a toda la gente de aquí y con el “procés” de idependencia, el “catalanisme” ha dividido a la gente de aquí. No estoy en contra de nada, pero veo que es un poco como el Brexit, que divide a la sociedad. Es muy difícil para el Barça mantener la idea romántica del “més que un club”. Dudo que ahora lo sea. 

Entonces, ¿no queda nada del “més que un club”?

Bueno, hay restos. Hay jugadores jóvenes que vienen de La Masia, con la marca del estilo Barça, que es muy visible, como Gavi, que ves que es un jugador con ese fútbol, pero también esta Foden, del Manchester City, y Alemania, desde hace diez años o más, produce jugadores del estilo Barça.

¿El fútbol alemán es quien mejor ha captado la esencia de Cruyff? Tuchel, Flick, Naggelsman, Klopp…

Los alemanes aprenden muy bien y hace veinte años constataron que fueron detrás de los mejores países. El Barça fue el ejemplo durante diez años y los alemanes imitaron muy bien muchos elementos. Y los ingleses también, un poco más tarde. Y cuando los alemanes piensan es muy difícil vencerles. Ese es el problema holandés también. Somos un pequeño país en el que casi nunca tienes el talento de los alemanes, pero podemos ganar con la inteligencia. Como dice Cruyff, el fútbol es un juego que se juega con la cabeza. Esa es la idea holandesa del fútbol. Así, cuando los alemanes y los ingleses tienen esa mentalidad es muy difícil para el resto.

Cruyff fue el único que ganó un Mundial perdiendo la final.

Es lo que dice Cruyff. Para los holandeses ganar es menos importante porque cuando eres un país pequeño lo no necesitas para ganar moralmente. Y creo que los catalanes tienen un poco la misma actitud. Han ganado durante diez años, pero no es verdaderamente necesario porque aquí tenéis una historia que es algo muy holandés, la superioridad moral. Cuando eres pequeño, no tienes que ganar. Nosotros nos sentimos moralmente superiores a los alemanes.

“La historia del club es muy holandesa incluso desde la moralidad”

¿Podía haber iniciado Cruyff su revolución en otro sitio que no fuera el Barça?

No creo que tuviera que ser aquí. Bueno, en Italia sería más difícil porque en esa época los italianos tenían un estilo claro, el ‘catenaccio’. Y en España no había un estilo ganador. Había esa furia española, siempre sin éxito. De ahí que hubiera un espacio para crear un nuevo estilo.

¿Es Guardiola el gran heredero de Cruyff?

Para mi es la versión dos de Cruyff, pero mejor. Cruyff es el original y, por ello, Guardiola es menos interesante, pero más eficaz. Y Van Gaal también, y Xavi también, que creo que lo ha aprendido todo de Cruyff. Tienen sus principios, pero también deben modernizarlos. 

Rijkaard no suele aparecer en esta lista. Suya fue la segunda Champions, curiosamente catorce años después de la primera de Cruyff. Y realizó la transición para la llegada de Guardiola.

Rijkaard llegó aquí cuando había dos genios: Ronaldinho y Deco. Luego estaba Messi, Xavi e Iniesta. El suyo era un equipo extremadamente talentoso, pero que no había ganado nada. Para hacerlo necesitas a un entrenador muy psicológico, que lo es, para manejar todo estos tipos diferentes y difíciles. Pero Rijlkaard también es hijo de Cruyff, todos los son en el fútbol del Barça y el holandés. Y Rijkaard jugó con Cruyff y tenían conflictos.

¿Y quién no?

Yo también. Sí, como todos.

¿No acabaron bien?

Lo entrevisté una vez y luego tuve un conflicto. Fue un hombre imposible, pero un genio absoluto. Es un poco como Gaudí. Dos genios insoportables, imposibles.

¿Messi?

Es el Cruyff mudo. Como Cruyff, tiene una visión del fútbol extremadamente sofisticada, desarrollada y muy fuerte. Sabe exactamente cómo tiene que jugar el equipo. Como Cruyff, pero Cruyff se expresaba todo el tiempo con palabras y Messi no utiliza palabras, utiliza sus silencios, sus furias, para indicar a los otros que no está de acuerdo. En el club, durante quince años, se preguntaron cada día qué piensa Messi. Y es muy difícil saberlo. Guardiola fue un experto en ello, quería saber qué pensaba Messi. ¿Por qué hoy no es feliz? Es muy difícil saberlo porque no te lo dice. Los últimos años empezó un poco a hablar, pero no antes. 

¿Messi habría sido Messi en otro sitio?

No. Si Cruyff hubiera llegado a Madrid, no habría sido lo mismo, pero si lo hubiera hecho en París, ahora París sería la escuela del Barça. En cambio, Messi vino aquí para ser Messi. Si no hubiera sido así, Messi sería Maradona o, peor, Pablo Aimar. Para Messi el Barça fue un viaje que le convirtió en el jugador perfecto. El jugador argentino perfecto y el que ve los espacios como Cruyff.

Kuper, en un momento de la entrevista

| VALENTÍ ENRICH

¿El mejor Barça de todos los tiempos era el de Messi o el de Guardiola?

Soy muy excéptico con el hecho de que los entrenadores sean tan importantes. La mayoría de los entrenadores no tienen mucha importancia. Solo un 10% dan un valor añadido al equipo. Es seguro que Guardiola es uno de ellos. Y Klopp, Ferguson, otros… Pero sin Guardiola, sigues teniendo a Messi, Iniesta, Xavi, los otros… Los hay que ganaron un Mundial sin Guardiola y sin Messi. Había una generación única porque los otros clubs y los otros países, en esta época, no habían cambiado su estilo de juego ni de producir jóvenes. Ahora todo el mundo es La Masia. Todo el mundo juega como el Barça. En 2010 el Barça era único.

¿Va a costar volver a ganar como antes?

Sí, es muy difícil ser ahora el Barça porque todo el mundo es el Barça. Todo el mundo hace lo que hiciste hace unos años y te han superado. El City es un Barça mejor. El Bayern también. Lo que Cruyff inventó hace 60 años son los principios del fútbol moderno, pero para todos.  

En el fútbol moderno hay muchos datos, estadísticas, métricas…

Eso no es muy importante, creo. Está el Brentford, que utiliza estadísticas para encontrar jugdores infravalorados. Puedes mirar jugadores de la Segunda División en España, pero no sirven para el nivel de Barça o de Madrid, donde buscas a los mejores del mundo. El Manchester City no utiliza estadísticas porque Guardiola es más analista de vídeo y para él las estadísticas no son tan importantes. Cuando eres Cruyff o Guardiola, no necesitas estas estadísticas para saber qué hace un jugador.

¿Y Xavi? ¿Puede volver a hacer grande al Barça?

Xavi me sorprende porque, como Guardiola, es un fubolista. Entiende muy bien quienes son los mejores equipos hoy y quiere jugar como los mejores equipos de 2022. No creo que los entrenadores sean tan decisivos. Tres fichajes son más importantes que un entrenador.

Temas