Así ha rebajado el Barça de manera brutal su masa salarial en seis meses

Así ha rebajado el Barça de manera brutal su masa salarial en seis meses

Laporta analiza el clásico de la Supercopa de España desde Riad | VALENTÍ ENRICH

Ha prescindido o reducido la ficha de los siete jugadores que más cobraban en la plantilla

Las salidas de Messi, Griezmann y Coutinho y la renovación a la baja de Umtiti han sido clave

El Barça ha conseguido una rebaja brutal de la masa salarial en apenas seis meses, el tiempo que va desde la salida de un referente como Leo Messi hasta la sorprendente renovación de Samuel Umtiti. Entre tanto, ha contado con la complicidad de algunos pesos pesados del vestuario, con los capitanes al frente, y ha logrado reconducir casos como los de Coutinho y Umtiti. El resultado es que las siete fichas más importantes de la primera plantilla, o se han evaporado, o se han visto drásticamente reducidas.

Al frente de esta operación ha estado el director de fútbol Mateu Alemany, que no ha tenido más remedio que gestionar este delicado tema mientras intentaba reforzar una plantilla cuyo talento se desangraba con cada nueva salida, como la de Griezmann

La nueva cúpula dirigente del Barça se ha tenido que multiplicar en este medio año. Cumplir con las reglas que exigía La Liga para adecuarse al fair play financiero y rebajar la deuda parecía que dejaba a la entidad sin capacidad para maniobrar en el mercado y reforzar la plantilla. Así, los fichajes que llegaron (Memphis, Agüero y Eric García) traían la carta de libertad bajo el brazo o en calidad de cedido (Luuk de Jong). Solo ha sido ahora, en el mercado de invierno, cuando se ha podido invertir en la contratación de Ferran Torres (unos 55 millones de euros para el Manchester City). 

Renovaciones... y reducciones

Entre tanto, los responsables del Barça cerraron las renovaciones de los jóvenes talentos como Pedri y Ansu Fati, y dedicaron muchas horas de negociación a conseguir la rebaja de las fichas del resto de la plantilla. En primer lugar, con la traumática salida de Leo Messi (PSG); a continuación, con la cesión con opción de compra de Antoine Griezmann (Atlético) que libera 21 millones anuales en concepto de salario.

Los capitanes Sergio Busquets, Gerard Piqué y Jordi Alba –Sergi Roberto todavía debe cerrar su acuerdo- también aceptaron colaborar en la reducción de la rebaja salarial. Pero una parte sustancial, la que ha permitido abrir la puerta del mercado de fichajes de invierno, llega con las operaciones de salida de Philippe Coutinho y Samuel Umtiti.

La llave del mercado

La cesión del brasileño (Aston Villa), asumiendo una reducción de la ficha del 15% resulta un alivio económico (el club inglés apechuga con el 65%) y deportivo, al liberar una ficha del primer equipo. La renovación del francés (rebaja del 10% y ficha repartida en 4,5 años) solo puede considerarse como una auténtica obra de ingeniería negociadora, que reparte el esfuerzo económico a largo plazo y, al mismo tiempo, abre la vía a solución deportiva a corto o medio plazo, también con una cesión o un traspaso. Y además permite al Barça alimentar las esperanzas de lograr la llegada de Álvaro Morata, tal vez en un canje por Memphis Depay.

Una vez que Agüero ha tenido que dejar el fútbol de manera desafortunada, el Barça todavía espera solucionar el caso de Sergi Roberto y está pendiente de lo que sucede finalmente con Ousmane Dembélé, aunque todo apunta que el francés seguirá hasta apurar su contrato. Tampoco descarta que algún otro jugador pueda rehacer su contrato, como es el caso de pesos pesados como Ter Stegen o Frenkie De Jong. No hay que olvidar que el club también debe cerrar los blindajes de jóvenes como Gavi o Ronald Araujo.

Temas