Sport.es Menú

¿Por qué Rafinha aguantó 40 minutos con el ligamento cruzado roto?

El jugador azulgrana trabaja más que nunca y estaba en un momento óptimo

El centrocampista brasileño no esperaba que tuviera una lesión tan grave cuando acabó el partido

Rafinha marcó uno de sus goles de la presente temporada ante el Inter | Mediapro

Rafinha Alcántara se lesionó de gravedad el pasado sábado en el partido ante el Atlético en el Wanda Metropolitano, pero esto se supo el domingo. 

El jugador notó una pequeña molestia cuando corría el minuto 57 del partido. De entrada saltaron las alarmas. Solo llevaba 12 minutos sobre el terreno de juego porque había sustituido a Sergi Roberto, también lesionado.

Pero tras un momento de incertidumbre, Rafinha volvió al terreno de juego y parecía que todo se había quedado en un susto. El centrocampista azulgrana siguió jugando a pleno rendimiento durante 37 minutos más.

Tras el partido, Rafinha no estaba preocupado, jugó con una pequeña molestia y estaba convencido de que al día siguiente ni lo notaría. Pero no fue así. Al día siguiente la rodilla no respondía y el diagnóstico fue la peor noticia. Un jarro de agua fría. Rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. La que tenía sana. A pasar otra vez por el quirófano y adiós a la temporada.

AGUANTA 40 MINUTOS

La pregunta es: Si tiene una lesión de tanta gravedad ¿cómo pudo aguantar Rafinha tantos minutos jugando a pleno rendimiento?. La respuesta está en una preparación física espectacular. Lo último que podían predecir los exámenes a los que se sometía el jugador era una posible lesión de esta magnitud. 

Rafinha inició un programa de recuperación ya en Milán y que ha seguido en Barcelona. Tras el entreno matinal diario con el Barça, el jugador tiene programada sesión de tarde con fisioterapeuta y preparador físico para reforzar sus piernas precisamente para prevenir lesiones, y ello le permitió aguantar sin problemas pese a la grave lesión. 

Ello, complementado con una dieta estricta, ha hecho que Rafinha se encuentre en estos momentos en un estado de forma espectacular. Pero en el fútbol existen factores que no se pueden controlar, como puede ser una entrada de un jugador rival.

RAFINHA SE SIENTE FUERTE PARA AFRONTAR ESTE NUEVO DURO GOLPE

Rafinha deberá pasar de nuevo por el quirófano. Ya sabe lo que es superar una lesión grave de rodilla, pues es la tercera que padece en poco tiempo. En septiembre de 2015 tuvo una rotura ligamento cruzado anterior rodilla derecha, en abril de 2017sufrió una lesión en el menisco interno también de la rodilla derecha y ahora este nuevo contratiempo con la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

Pese a la mala suerte que acompaña al jugador los últimos años, Rafinha, pese a que ha recibido un duro golpe con la noticia, se siente fuerte y con ganas de mirar hacia adelante, superar de nuevo la lesión con más trabajo si cabe y volver con más fuerza a los terrenos de juego.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil