Sport.es Menú

Pep también les dijo a los jugadores que no podrían ganar esta Liga

Los blaugrana celebraron por todo lo alto en el mismo césped del Vicente Calderón la victoria ante el Atlético de Madrid, conscientes que esos tres puntos seguían alimentando las aspiraciones del equipo de ganar la Liga. De hecho, no solo sobre el terreno de juego sino después dentro del vestuario, el grupo festejó por todo lo alto una victoria que tenía para muchos un significado más allá de los tres puntos, ya que dejaba claro que el Barcelona iba a luchar hasta el último aliento por este campeonato.

Javier Miguel

Sin embargo, las celebraciones dentro del vestuario se acabaron bien pronto, ya que la llegada de Pep Guardiola frenó en seco la euforia desatada unos minutos antes. El técnico blaugrana, con rictus serio, reunió a sus hombres para felicitarles primero por el trabajado y meritorio triunfo, pero acto seguido dejó desconcertado a buena parte del grupo al asegurar abiertamente, sin medias tintas, que “la Liga no la podremos ganar”, por lo que dejó caer también sin ningún reparo que “debemos centrarnos en la Champions y en la Copa”, aunque añadiendo que “tenemos que seguir compitiendo bien en la Liga para no bajar el ritmo en Europa”.

Evidentemente semejante declaración de intenciones del técnico blaugrana dejó un sabor agridulce en el grupo, que minutos antes estaba prácticamente cantando el famoso “¡a por ellos, a por ellos!”.

Unos minutos más tarde, en rueda de prensa, Guardiola volvía a repetir prácticamente palabra por palabra el mensaje impregnado de pesimismo y resignación que había soltado a sus hombres en el vestuario.

¿Por qué Guardiola también les dijo a sus jugadores que la Liga estaba perdida y que se tenían que centrar en la Champions y en la Copa? La verdad es que en el vestuario cada uno tiene una interpretación especial. Unos creen que es para motivarlos aún más, otros para quitarles presión, también hay que cree que quiere denunciar que hay un equipo que ha de ganar por `decretazo¿ esta Liga y que por mucho que se esfuercen el trabajo acabara siendo baldío, pero que han de seguir así para que todo el mundo se dé cuenta de semejante injusticia... Sea cual sea la interpretación de las palabras de Pep, en el vestuario nadie se cree que la Liga esté aún  perdida, aunque sí asumen que la remontada está muy cuesta arriba y que cada jornada que pasa es más complicada.

Y todo esto llega además en un momento trascendental para el Barcelona, ya que sigue a la espera de que Guardiola acepte definitivamente su renovación por un año.

No hay duda de que si toda esta estrategia que está manejando le acaba saliendo bien estamos delante de un auténtico genio visionario.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil