Once de gala y 4-4-2 con la voracidad de Lewy

Once de gala y 4-4-2 con la voracidad de Lewy

El Barça se juega el pase a semifinales ante una Real Sociedad en muy buena dinámica | SPORT Global

Xavi volverá a los cuatro centrocampistas ante la Real Sociedad con la recuperación de Frenkie de Jong y, a priori, Ansu Fati y Raphina serían los damnificados

El delantero polaco regresa tras cumplir sanción el domingo con los índices de motivación por las nubes

Después de probar de nuevo con el 4-3-3 con los dos extremos más puros que tiene bien abiertos (Dembélé y Raphinha) sin éxito ante el Getafe, Xavi regresará esta noche al 4-4-2. 

El técnico de Terrassa es consciente de que el gran poderío de la Real Sociedad (pese a las bajas de Silva y Merino), el rival en estos cuartos de final de Copa del Rey, reside en la sala de máquinas. Y que poblar el centro del campo y ganar la batalla en esta parcela puede ser clave para llevarse un triunfo que vale un billete a semifinales del torneo del KO. Lo que significaría colocarse a dos victorias del segundo título de la temporada.

De esta forma, el egarense volverá a la fórmula que funcionó como la seda ante el Real Madrid en la final de la Supercopa en Arabia. Busquets, De Jong, Pedri y Gavi como línea de cuatro (si bien en ataque sea más bien un 1-3 o un 2-2 que los cuatro en raya) y Lewandowski y Ousmane Dembélé en la punta de lanza. Lógicamente, con el galo más tirado hacia el costado derecho y el polaco en posición central. Y con Gavi descolgándose más hacia la izquierda y Jordi Alba/Balde aprovechando para estirar el carril.

La previa del FC Barcelona - Real Sociedad de Copa del Rey (cuartos de final, a partido único)

| SPORT

Las vueltas del polaco, de Frenkie y de Araujo serán oxígeno para un equipo que mostró sus debilidades el pasado domingo. Se consiguió el botín, pero la forma no acabó de encandilar a nadie. También vuelve Ferran, pero muy pocos le dan chances de salir de inicio. A priori, once de gala esta noche en el Camp Nou.   

SACRIFICADOS

De esta forma, más allá de Sergi Roberto (Koundé ocuparía el lateral diestro y Christensen-Araujo se colocarían en el eje), Ansu Fati y Raphinha serían los damnificados respecto al último choque liguero. El canterano no lució en una buena oportunidad para reivindicarse en el once, mientras que el brasileño estuvo espeso. Dio la asistencia, pero tampoco tuvo acierto ni desborde en la mayoría de sus acciones. En cualquier caso, poblar el centro del campo debe dar al Barça más fluidez y más clarividencia.