Lewandowski, Ansu Fati y Raphinha, el mejor tridente en la Copa

Lewandowski, Ansu Fati y Raphinha, el mejor tridente en la Copa

| RFEF

Los tres delanteros llevan dos goles en la competición del KO y habrá que ver con qué sistema juega el Barça

Dembélé, Kessie y Araujo, los otros goleadores en esta competición

Muchos entrenadores utilizan la Copa del Rey como la competición para que juegue su portero suplente o para que los jugadores con menos minutos en la Liga dispongan de oportunidades para que no se descuelguen y pierdan el ánimo competitivo. Eso pasa, sobre todo, en las primeras eliminatorias pero cuando en juego ya hay el pase a las semifinales, la situación puede cambiar.

En el Barça, por ejemplo, Raphinha es uno de los delanteros que más minutos ha tenido en la competición del KO y ha sabido aprovecharlos convirtiéndose, junto con Ansu Fati y Robert Lewandowski, en los máximos goleadores del equipo en la Copa del Rey. El brasileño marcó en Alicante contra el Intercity y también en Ceuta, donde además dio dos asistencias de gol. Ansu Fati fue el autor del gol decisivo en la prórroga contra el equipo alicantino y también firmo un tanto de bella factura en suelo ceutí. El polaco no jugó ante el Intercity pero firmó un doblete contra el Ceuta.

Los otros goleadores del equipo azulgrana en la competición del KO son Araujo, que abrió la lata contra el Intercity, Kessie, que participó con un gol de cabeza en la goleada al Ceuta y Dembélé, que vio puerta ante el Intercity.

Pero también es un misterio sobre qué hará el técnico barcelonista con el dibujo del equipo. Si mantener el 4-3-3 con tres delanteros con dos extremos abiertos en la banda, que no acaba de funcionar, como quedó demostrado en los primeros partidos de Liga y el domingo contra el Getafe en el Camp Nou, si con tres delanteros pero abriendo el campo sobre todo por la derecha con un extremo, posiblemente Dembélé, o con la fórmula de cuatro centrocampistas.

Ante los grandes equipos este es el planteamiento utilizado y la Real Sociedad, tercero en la Liga, en un gran momento de forma y un equipo al que le gusta tener también la posesión de la pelota, es un buen momento para recuperarlo.