Cuando el objetivo es la permanencia en la Liga BBVA

David Boti

Un gran bloque de equipos de la Liga BBVA reúnen un objetivo en común para la próxima temporada: mantener la categoría y hacerlo remodelando sus plantillas con un gasto muy reducido.

El Getafe ha incorporado, a día de hoy, a seis futbolistas: Alex Felip (Castellón), Alexis (Sevilla), Oli (Loja), Roberto Lago (Celta), Sergio Escudero (Schalke 04) y Pedro León (Real Madrid). Por este último, el conjunto madrileño ha pagado seis millones de euros para hacerse con todos sus derechos. Además, vuelven de sus respectivas cesiones: Álvaro Arroyo (Alcorcón), Ángel Galván (Tenerife), Arizmendi (Mallorca), Miku (Celtic) y Mosquera (Real Madrid). El apartado de bajas lo completan: Mané (Maccabi de Tel Aviv), Fede (Nápoles), Paco Alcácer (Valencia), Hugo Fraile (Sporting), Abdel Barrada (Al-Jazira), Güiza (Cerro Porteño), Xavi Torres (Betis), Miguel Torres (Olympiacos) y Arizmendi (Deportivo).

Con la significativa baja de su prometedora estrella Abdel Barrada, el Getafe pierde una referencia en la mediapunta de ataque y Luis García deberá renovar su esquema para que el conjunto madrileño pueda afrontar esta nueva temporada con garantías.

Con la llegada de Joaquín Caparrós al banquillo, el Levante pretende acomodarse en la zona media de la tabla la próxima temporada sin dejar de lado una posible aspiración a plazas europeas como hace dos temporadas ya consiguió la entidad valenciana. Para ello, el nuevo Levante se ha hecho con los servicios una gran cantidad de futbolistas: Xumetra (Elche), Javi Jiménez (Murcia), Issam El Adoua (Guimaraes), Barral (Orduspor), Ivanschitz (Mainz 05), Pinto (Hannover), Ángel (Elche), Pedro Ríos (Villarreal), Pallardó y Aloys Nong (RAEC Mons). Por otra parte, han abandonado la entidad granota: Munúa (Fiorentina), Míchel (Valencia), Juanlu, Barkero (Zaragoza), Ballesteros, Dudka, Valdo, Acquafresca (Bolonia), Roger Martí (Zaragoza).

El Levante de Caparrós no se ha gastado un solo euros en fichajes esta temporada y de todas las ventas, solamente ha ingresado 420.000 euros por la venta de Míchel al Valencia. Buenas maniobras por parte de la junta directiva valenciana que busca, con estos movimientos, asentar las bases de su proyecto en la máxima división del fútbol español.

Tras dejar marchar gratuitamente a su máxima estrella, Fernando Llorente a la Juventus y confirmar la llegada de Ernesto Valverde al banquillo del Athletic de Bilbao, los vascos han invertido ocho millones en fichajes. Esa cantidad es la correspondiente a la compra de Beñat al Betis. Además del centrocampista, la entidad vasca ha adquirido a Mikel Balenziaga (Valladolid), Mario Barco (Logroñés), Kike Sola (Osasuna). Vuelve, además, tras cesión, Iago Herrerín (Numancia). En la lista de bajas, a parte de la ya citada de Llorente, se añaden Asier (Barakaldo), Eraso (Leganés), Amorebieta (Fulham) y Xabi Castillo (Las Palmas).

El Athletic buscará regresar a Europa donde, tan solo hace poco menos dos años, estuvo muy cerca de proclamarse campeón de la Europa League con un equipo y un fútbol de ensueño. Con muchas caras nuevas y un nuevo director de orquesta, la entidad espera sobreponerse a la salida de su referencia en ataque, Fernando Llorente y lograr una mejor campaña que la 2012/2013. Esos serán sus principales objetivos en la Liga BBVA.

Posiblemente, el Valladolid sea uno de los equipos que menos movimientos ha protagonizado este verano. La crisis económica que envuelve a este país afecta también al fútbol y se está demostrando, con creces, esta temporada. Los vallisoletaons han registrado siete altas: Diego Mariño (Villarreal), Alcatraz (Once Caldas), Humberto Osorio (Millonarios), Bergdich (Lens), Carlos Lázaro y Omar Ramos (Huesca) y Barmettler (Baku). El apartado de bajas lo completan: Dani Hernández (Asteras), Sereno (Oporto), Neira, Balenziaga (Athletic) y Lolo (Benfica).

A estos escasos movimientos se añade el de Juan Ignacio Martínez en el banquillo que, tras su exitoso paso por el Levante decide probar una nueva aventura en el norte del país, sustituyendo a Miroslav Djukic.

El objetivo de JIM y el Valladolid será aventurarse a dar el salto a la zona alta de la tabla, interesantes incorporaciones que comienzan a consolidar un proyecto futbolístico coherente.

El Granada, como viene siendo habitual desde su regreso a la Liga BBVA, abarca una gran parte de movimientos, tanto de entrada como de salida. Los fichajes ascienden a un montante de 6,2 millones de euros distribuidos en los fichajes del exazulgrana Gai Assulin (Racing Santander), Bravo (Udinese), Douglas Santos (Náutico), Edgar (Espanyol), Manuel Iturra (Málaga), Coeff (Udinese), Piti (Rayo Vallecano), Riki (Deportivo de la Coruña) y Brahimi (Rennes). Las salidas más destacadas del conjunto andaluz son: Recio (Málaga), Iñigo López (PAOK), Toño (Elche), Ighalo y Torje (Udinese), Nolito (Celta) e Iriney (Watford), Borja Gómez y Juanma Ortiz (Hércules).

Con la efectividad en ataque que está mostrando esta pretemporada el Granada, su principal objetivo será lograr la permanencia. La dinastía española de los Pozzo marca ese objetivo y la entidad granadina está dispuesta a conseguirlo sin grandes nombres en una larga plantilla.

Siguiendo la línea de muchos clubs de la Liga BBVA, Osasuna ha optado por reducir al máximo el coste de los fichajes hasta el punto de gastarse poco menos de dos millones de euros, destinados a la contratación de Oriol Riera (Alcorcón) y del centrocampista chileno Francisco Silva (Universidad Católica). Además, la entidad pamplonesa ha adquirido a los defensas Jordan Loties (Nancy) y Joan Oriol (Villarreal) y ha obtenido la cesión del delantero Ariel Núñez (Libertad). A estos nombres, se suman los regresos de las cesiones de Xavier Annunziata (Huesca), Nacho Zabal (Huesca), Roberto López (Mirandés) y Eneko Satrústegui (Numancia). El Osasuna ha ingresado cuatro millones de euros por la venta de Kike Sola (Athletic Club), que se añade a la larga lista de bajas del conjunto bermellón: Timor (Girona), Ricardo, Masoud, Joseba Llorente (Real Sociedad), Annan (Schalke 04), Nano (Alavés) y Lamah (Swansea). 

El objetivo de Osasuna será, sin duda, la salvación. La pasada temporada rozó el descenso, se salvó en la última jornada y se agarró con fuerza a la máxima división del fútbol nacional. Esta temporada se avecina complicada para los pamploneses, a pesar de los refuerzos y de los ingresos económicos.

Con la llegada de Luis Enrique al banquillo gallego, el Celta de Vigo espera mejorar la imagen del pasado año. Desde su llegada a la entidad, el exazulgrana ha trabajado para reforzar la plantilla de cara a formar un grupo con garantías a pesar de la reseñable baja de su estrella Iago Aspas (Liverpool) que ha dejado en las arcas del club 8,2 millones de euros. De este modo, han llegado dos futbolistas procedentes de la cantera del FC Barcelona como son Rafinha y Andreu Fontàs. Además, otro viejo conocido de la afición azulgrana reforzará el ataque de los celtiñas: Nolito (Benfica). A estas llegadas se unen la de Yoel y Javi Rey (Lugo), Borja Iglesias (Villarreal), Charles (Almería) y David Rodríguez (Sporting). Estas adquisiciones han supuesto unos gastos de 4,6 millones de euros. En el apartado de bajas, tras la conocida de Iago Aspas que ha supuesto unos ingresos de 8,2 millones de euros, aparecen Chu-Young Park (Arsenal), Daniel Pranjic (Sporting de Portugal), Javi Varas (Sevilla), Roberto Lago (Getafe), Demidov (Eintracht Frankfurt), Víctor Vázquez (Racing Ferrol) y Yago Novoa (Rayo Vallecano).

El Celta de Luis Enrique luchará por la permanencia en una temporada dura para la entidad. El único equipo gallego en la Liga BBVA tiene claro que salvar esta temporada como sea es el deber del técnico exazulgrana. Plantilla prometedora que promete dar guerra a través del buen fútbol y del cuidado del balón.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil