Sport.es Menú

Objetivo del Barça: 150 millones

El club necesita estos traspasos para equilibrar las cuentas y abrir la puerta a los fichajes

La Supercopa y el cierre del mercado en Inglaterra condicionan los 'tempos' de las salidas

El Barça busca salida a algunos de sus futbolistas de cara a este verano | Albert Masnou

Las cuentas del FC Barcelona obligan a que la prioridad de la entidad este verano sea la de ingresar una elevada cantidad en traspasos para equilibrar las cuentas.

Pese a los resultados espectaculares en el capítulo de ingresos anunciados tras la junta directiva, la otra cara de la moneda es que la masa salarial de la plantilla es extremadamente elevada (ronda el 80%) hasta el punto de que la secretaría técnica tiene la misión de rebajarla. Al mismo tiempo, necesita ingresar al menos 150 millones de euros en traspasos para poder equilibrar las cuentas. Y esto sin quedarse sin potencial para la disputa de la Supercopa de España el 12 de agosto.

Ingresos en neto

El Barça, no obstante, no hace cálculos en bruto (150) sino en neto y esta cifra se sitúa en torno a los 90 millones de euros. La diferencia entre bruto y neto la ejemplificaremos con Paulinho, la gran venta efectuada por el club hasta este momento.

Paulinho costó 40 millones de euros. Con un contrato de 5 temporadas, el club amortizaba 8 millones cada temporada. Como estuvo una sola temporada en la entidad, al Barça le queda por amortizar 32 millones de euros. Así pues, 50 ingresados menos 32 por amortizar, al Barça le quedan 18 millones de euros netos ingresados.

Así se hacen todas las cuentas y así se pretende llegar a los 90 millones de euros. Si por ejemplo, el que saliera fuera Rafinha, las cuentas son diferentes porque el coste fue cero con lo que todo lo que se ingrese sería en neto. También ocurre con fichajes ya amortizados como podrían ser Rakitic o Jordi Alba. Una venta de cualquier de estos jugadores iría directamente a la caja, en neto.

Los 'tempos'

El Barcelona tiene un objetivo muy definido y, a la vez, muy poco glamouroso porque es muy diferente que vender que comprar. Pep Segura tiene este reto que debe ir solucionando en los próximos días porque el Barça partirá el próximo 24 de julio hacia Estados Unidos y en estos ocho días que restan los responsables deportivos del club intentarán resolver, en la medida de lo posible, alguno de los ocho asuntos pendientes en el capítulo de las salidas.

El Barcelona, como estaba previsto, viajará el martes 24 de julio hacia Beaverton (Oregón), en donde se encuentra la sede central de Nike. La multinacional de material deportivo es patrocinador estratégico del club y Ernesto Valverde trabajará en sus instalaciones durante unos días al frente de un grupo de trabajo sensiblemente diferente al que formará la plantilla definitiva para la campaña 2018/19.

El Barça tiene pocos días por delante porque mucho de los jugadores pueden recalar en la Premier inglesa, donde el mercado de fichajes acaba el 9 de agosto. La agenda aprieta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil