Las notas de la gira por Estados Unidos

De Jong fue uno de los más destacados corroborando que es un fichaje para la historia del club

Griezmann y Suárez se entendieron y Dembélé no le va a poner fácil los onces a Ernesto Valverde

 Los de Ernesto Valverde sometieron a los italianos gracias a la conexión Suárez - Griezmann, el francés se estrenó como goleador azulgrana | sport

El FC Barcelona finalizó su pretemporada y lo hizo con dos partidos ante el Nápoles en los Estados Unidos. Dos 'tests' que le sirvieron a Ernesto Valverde para poner a punto la maquinaria antes del inicio de una nueva temporada la próxima semana ante el Athletic Club en San Mamés. La parte más positiva para el técnico es que ha podido sacar sus propias conclusiones justo a tiempo. 

Frenkie de Jong no se puede considerar una sorpresa dado que las expectativas ya eran altas, pero ha sido sin duda uno de los más destacados de esta gira semana por suelo 'yankee'. De sobresaliente. Es la incorporación que más ilusión genera entre los aficionados blaugranas. En Miami fue de los mejores y, en Ann Arbor, volvió a ser la referencia en el centro del campo. El holandés quiere, desde ya, su puesto en el once y no hay duda que se lo pondrá "complicado" a Valverde a la hora de elegir entre él o Busquets. Bendito problema.

Dembélé demostró en Miami que, ahora mismo, tiene una verticalidad que muy pocos poseen. Echa de menos no tener algo más de visión de juego, pero los ingredientes los tiene y Ernesto lo sabe. Ayer, estuvo algo más flojo. Por su parte, Griezmann mejoró. En el primer partido estiró al equipo cuando lo necesitó en la primera mitad. Hoy, como Luis Suárez, jugaron más de una hora y demostraron que se entienden (anotaron tres de los cuatro goles) y, con el regreso de Leo Messi, todo hace indicar que hay tridente prometedor por delante.

El croata Rakitic lo jugó todo en el primer compromiso, pero vio todo el segundo partido desde el banquillo. Reparto de minutos para el croata, que sigue siendo uno de los nombres que suena con fuerza para salir en este mercado estival. Solo el tiempo dirá como con Coutinho, que quizás tenga su cabeza más fuera que dentro. Cuando le dio entrada el 'Txingurri', el brasileño cumplió, pero sigue sin ser ese jugador que se esperaba tras desembolsar aquella enorme cifra por él. Sergi Roberto se siente cómo en su regreso a los orígenes, aunque en el tramo final del partido volvió al lateral derecho. Rafinha también tuvo su tiempo repartido en ambos choques. Media parte en el coliseo de los Miami Dolphins y poco menos de 25 minutos en Michigan. Estuvo cerca de meter algún gol.

Gerard Piqué Lenget tienen todas las papeletas para ser la pareja de baile en Bilbao. Los dos han estado muy acertados en estos dos partidos, prácticamente, sin cometer errores. Hicieron su trabajo y evitaron que, tanto Neto durante buena parte del primer partido, como Ter Stegen en este último tuvieran trabajo. El brasileño encajó un gol, pero tuvo varias intervenciones de altura demostrando que viene para competir. El alemán no tuvo que esforzarse en exceso para dejar la portería a cero. Iñaki Peña no se estrenó.

Semedo es un pulmón y un auténtico portento físico. Se lo ve por encima de la media del equipo en este aspecto. Notable como Jordi Alba que también cumplió con su rol y se hizo amo y señor de su banda en el Michigan Stadium. Eso sí, ni Wagué ni el recién incorporado Junior Firpo saltaron al verde este pasado sábado. En el primer partido fueron de las más flojos atrás y ya avisó el entrenador culés que deberán mejorar en la vertiente defensiva. El chileno Arturo Vidal es ese 'guerrero' que todo técnico quiere en su plantilla. Todavía necesita tiempo para alcanzar su estado de forma óptimo, como Arthur. Ambos llegaron más tarde y, difícilmente, serán titulares en Bilbao.

Respecto a los canteranos, el más valorado fue, sin duda, Carles Aleñá, gracias a su segundo partido en tierras americanas. En el primero no participó pero, como dijo Valverde, fue de menos a más en toda la pretemporada. Tiene talento y cualidades para conseguir hacerse un hueco. El apoyo del técnico lo tiene. Carles Pérez Riqui Puig tuvieron minutos en Miami y cuajaron buenas actuaciones. En este segundo partido, ya con la vista puesta en la Liga, no tuvieron minutos. Todibo tampoco participó, pero fue titular y jugó más de una hora en el duelo que abrió la gira por USA. Le queda mucho por delante. Abel Ruiz, que no pudo estar en Japón, tuvo varias oportunidades claras en el primer partido y aprovechó los 45 minutos sobre el césped. En Ann Arbor, el canterano jugó poco más de un cuarto de hora. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil