Sport.es Menú

Martino: "No hice la lectura del partido que correspondía"

Gerardo Martino no tuvo problema alguno para asumir la derrota en Anoeta como fruto de sus errores y evitó acarrear a sus futbolistas su parte de responsabilidad. El 'Tata' consideró que no hizo "la lectura que correspondía" del partido.

J.M.DÍAZ

El Tata admitió que se iba de Anoeta con "el dolor de la derrota y haber cedido de nuevo el liderato pero debemos recuperarnos porque tendremos una nueva oportunidad la próxima semana y lo intentaremos" recuperar.

ADMISIÓN DE CULPA

El entrenador del Barça tuvo elogios para la Real Sociedad. "El rival ha jugado muy bien, nos ha superado", pero no se limitó a eso. Fue contundente al afirmar que "yo no hice la lectura que correspondía hoy".

Martino confesó que "tenía la sensación de que podíamos correr un poco más y quizás tocaba un planteamiento parecido al de la vuelta de la Copa del Rey", con más control de juego y más pausado. "Pensaba que necesitábamos más profundidad", resumió.

EL ENIGMA DE LA EXPULSIÓN

En cambio, Gerardo Martino no quiso dar explicaciones sobre el motivo de su expulsión. "No tengo nada que decir; el árbitro tomó la decisión que tomó y no hay nada más que eso". Sí que dejó claro que "con los jugadores y el técnico de la Real Sociedad ni siquiera he tenido un intercambio de opiniones", desmintiendo que hubiera tenido algún problema con ellos.

En el aspecto táctico, Martino justificó que tardara en mover el banquillo "porque pensé que el gol de Leo Messi  nos daba opciones y quizás no sería necesario repensar la situación. Pero el 2-1 y el 3-1 fueron demasiado seguidos. Posiblemente también fue errónea la decisión de retrasar el cambio", admitió.

BUSQUETS POR DELANTE

También tuvo que explicar que Busquets se situaracomo volante por delante de Song: "Busquets está más acostumbrado a jugar con un pivote detrás de él en la selección y pensando en Vela y Griezmann de punta, decidimos hacer tres con Song y los laterales muy largos.Pero la posición de rombo de Canales nos hizo mucho daño y nos ganó la espalda".

Igualmente le cuestionaron si era necesario realizar seis cambios respecto a Manchester teniendo en cuenta que sólo hay un partido esta semana para el Barça. "Poner tres puntas ya implicaba romper los cuatro mediocampistas y pensaba que era prudente un doble pivote para controlar lols balones largos. También por el desgaste de Alves en Manchester pensaba que Montoya debía jugar. Y también las rotaciones son muy lindas cuando los resultados son buenos", ironizó. 

Por último la suplencia de Xavi Hernández que calentó y no salió al terreno de juego. "Siempre es posible que todos los futbolistas entienden que deben jugar este partido, pero la entrada de Cesc y Alexis, y con línea de tres en defensa, entendíamos que su presencia tendría sentido si estabamos igualados y podíamos mantener el control", resumió.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil