Luis Enrique: "Es un partido extraño"

Luis Enrique: Contra el Valencia será un partido difícil | sport

Javier Giraldo

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, reconoció este martes que el partido ante el Valencia, correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, será “extraño”, dado el 7-0 de la ida, y admitió que busca “estímulos” para que sus jugadores lo afronten con la competitividad necesaria.

“No es un partido fácil, aunque parezca curioso decirlo así”, apuntó el entrenador asturiano, “a la hora de plantearlo y de tocar la tecla de la motivación, pero habrá que buscar estímulos. Es un reto y una prueba, a ver si somos capaces de seguir siendo competitivos en cualquier situación”.

Convencido de que su equipo estará a la altura (“lo venimos demostrando en este año y medio y no creo que sea una excepción”), Luis Enrique no ofreció ninguna pista sobre sus planes para jugar un partido que calificó de “extraño” por el resultado del partido de ida (7-0).

“No es esa la diferencia que existe entre ambos equipos, pero el fútbol tiene esos accidentes. Ahora toca olvidarse de ese resultado para que no haya sorpresas”, añadió.

Sin embargo, Luis Enrique no dio importancia al hecho de que el Barça pueda enlazar su 29º partido consecutivo sin perder, una cifra que sería de récord en la historia del club. “No es un estímulo que haya utilizado hasta ahora. Son números, y están bien siempre y cuando nos acerquen a títulos”.

Sobre la pequeña intervención renal a la que se sometió Leo Messi este martes (una litotricia para solucionar sus problemas de cálculos en el riñón), Luis Enrique no quiso desvelar nada. “Creo que hay un comunicado por parte del club. A partir de ahí, la información pertenece al paciente y es totalmente privada. No tengo nada que comentar”.

Tampoco quiso desvelar cuántos jugadores del filial irán con el primer equipo a Valencia. “Me encantaría decirlo, pero esto es un partido de máxima competición. No me gusta dar pistas al rival, a mí no me las dan”.

Resaltó, eso sí, que el buen momento del Barça B, que ha logrado enlazar cuatro victorias consecutivas en Segunda B tras un mal arranque de temporada, ayuda a que los jugadores del filial tengan más oportunidades en el primer equipo.  

“Es evidente que para poder subir al primer equipo has de tener una buena actuación individual y demostrar que estás preparado, y luego eso redunda en beneficio del equipo. Todo va relacionado. Si el filial va bien, significa que lo están haciendo mejor, aunque sé que la Segunda B es una categoría peor que Segunda A para la evolución del jugador”. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil