Griezmann da al Barça aromas de campeón

Griezmann da al Barça aromas de campeón

El francés anotó los dos goles de los blaugrana en una gran primera mitad de los de Koeman

El Villarreal se adelantó primero e hizo sufrir a su rival en el segundo tiempo, pero le faltó precisión

El Barça salió con los mismos. Los mismos que ganaron la Copa del Rey ante el Athletic. También con el mismo sistema. Con esos tres centrales atrás y dos bandas ejercidas por Alba y Dest. Con Messi y De Jong huntando mantequilla por el centro del campo, de aquí para allí y de allí para aquí. Y con Griezmann, que se ha puesto en modo 'killer' y lo resuelve todo. Koeman tiene un plan y sus jugadores asienten mientras observan cómo Ronald lo repasa sobre la mesa, con el mapa desplegado. LaLiga está más cerca que nunca.

FICHA TÉCNICA
LALIGA SANTANDER

VILLARREAL

1 ________________ 2

BARÇA

ALINEACIONES

VILLARREAL

Sergio Asenjo, Foyth, Albiol (Gaspar, 89'), Pau Torres, Alberto Moreno (Estupiñán, 60'), Capoue (Moi Gómez, 77'), Parejo, Trigueros, Chukwueze (Yeremi Pino, 89'), Gerard Moreno y Paco Alcácer (Coquelin, 60').

BARÇA

Ter Stegen, Dest (Sergi Roberto, 46'), Mingueza, Piqué, Lenglet, Alba, Busquets (Araujo, 87'), De Jong, Pedri (Moriba, 64'), Messi y Griezmann (Dembélé, 80').

GOLES

1-0, Chukwueze (26'). 1-1, Griezmann (28'). 1-2, Griezmann (35').

ÁRBITRO

Carlos Del Cerro Grande (colegio madrileño). T.A.: Albiol (66'), Pau Torres (74')/Mingueza, 90'). T.R.: Trigueros (65').

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la jornada número de 32 de LaLiga Santander disputado en el Estadio de La Cerámica sin espectadores.

El Estadio de La Ceramica, con su gente convertida en cartón, pero todos con su camiseta amarilla, unas más desgastadas que las otras por el sol o porque quien diseñó los cartones pensó en todo, atendió a una gran primera mitad del Barça. Sufrieron desde sus localidades viendo cómo De Jong y Messi rompían líneas sin inmutarse, como quien, otra vez la misma metáfora, hinca el cuchillo en la mantequilla. Pese a todo, los 'groguets' entendieron que había que presionar arriba y eso lo hicieron bien. Desde el inicio. Y pareció que el plan les salía.

En parte porque De Jong falló una cantada ante Asenjo, que sacó tres en la primera mitad. En parte porqiue faltaba acabar la jugada cada vez que el balón llegaba al área local. En parte porque esto es fútbol y no todo sale cómo uno quiere, pero sí acaba saliendo si le das al fútbol lo que el fútbol quiere. Eso está haciendo Koeman, más allá de sistemas, dibujos y debates estériles. Y porque tiene jugadores que lo están interpretando a la perfección. Pero todo cuesta.

Un resbalón de Jordi Alba, que llegó antes de una salida al corte de Lenglet un tanto imprecisa, la recogió Chukwueze en el área de Ter Stegen para batir al portero alemán. Sin hacer mucho, pero con orden, los de Emery se habían situado por delante en el marcador. El Barça ni se inmutó. Siguió a lo suyo, en modo campeón. De hecho, en la siguiente jugada empató. Mingueza, otro gran partido, se la puso a Antoine, que entró por la derecha y ante la salida de Asenjo la puso suave por arriba al fondo de la red.

Lo siguiente fue un error de Foyth cediendo el balón manso a Asenjo ante la presión de Pedri. Griezmann pasaba por allí y aprovechó 'l'avinentesa' para hacer el segundo y dar la vuelta al marcador. El tramo final de temporada que está, de momento, haciendo Griezmann es de 'traca i mocador'. A Dembélé le costará entrar.

Y así se llegó al descanso. Con ventaja, pero con nada hecho. Lo demostró el Villarreal cuando apretó desde el inicio y obligó a lucirse a Ter Stegen ante un disparo de Capoue desde dentro del área. Fue un susto que volvió a despertar al Barça del letargo en el que había entrado fruto de contemplar pausado el marcador. Pasaban los minutos y nada se movía, pero las sensaciones eran otras que en el primer tiempo. Los de Koeman no estaban como habían estado. Pero una jugada lo cambió todo. Trigueros, con el balón dividido, entró con los tacos por delante a Messi, al que pudo romperle el tobillo, y vio la roja. Lode Emery, con diez.

Eso y la entrada de Ilaix devolvió la supuesta normalidad en La Cerámica. El canterano tuvo una, a pase de Sergi Roberto, que entró por Dest al descanso, para hacer el tercero. Chutó fuera. Nervios y más nervios porque LaLiga está tan apretada que cualquier detalle marca. El Barça lo pasó mal en el tramo final. Hay que sufrir y, pese a todo, los blaugrana supieron sufrir. De Jong, solo ante Asenjo, pudo evitarlo a poco para el final tras una asistencia de Dembélé, pero su vaselina salió fuera.