El futuro de Dembélé, cada vez más incierto

HISTORIA SPORT

El extremo de Vernon vivió una nueva suplencia en un partido clave y su situación se enturbia aún más en unos meses clave para dilucidarlo todo

Sigue sin dar una respuesta al club sobre su futuro y temen que quiera marcharse gratis en 2022

Dembélé marcó el primer gol del Barça que guio a los culés hasta una remontada histórico | RFEF

La volatilidad en el mundo del fútbol es tan manifiesta como injusta. Dos meses buenos pueden valerte para cambiar la opinión de muchos, pero dos o tres semanas malas también pueden echar al traste todo lo que habías conseguido con anterioridad. Y en esa tesitura se encuentra un Ousmane Dembélé que venía siendo una de las notas más destacadas y sorprendentes de la temporada (sobre todo teniendo en cuenta sus tres primeras campañas, llenas de infortunios, lesiones y problemas extradeportivos).

El futbolista nacido en Vernon había cambiado el ‘chip’, había recuperado su versión más ‘punzante’, confianza, desborde, personalidad. Enchufado y a un tono físico que poco tenía que ver con lo visto hasta la echa, todo hacía indicar que Koeman había logrado lo más difícil. 

CAMBIO DE DINÁMICA

Pero parece que algo se torció desde la final de Copa en La Cartuja. Ronald, por primera vez desde que implantó el nuevo sistema con tres centrales y dos carrileros, sentó al galo y apostó por el tándem Griezmann-Messi arriba. Apenas jugó tres minutos un jugador que había estado en todas las citas importantes. Desde aquel 17 de abril solo acumula suplencias Ousmane. Seis consecutivas, sumando apenas 49 minutos en estos seis compromisos. Además, frente al Valencia en Mestalla se quedó por vez primera desde el lejano 24 de noviembre sin jugar un solo minuto en un partido en el que estaba apto para ello (convocado).

La llama de Dembélé parece que se ha apagado y algo se ha roto con Koeman, que durante todo el curso ha hablado maravillas de él y ha elogiado el gran trabajo realizado en el apartado físico, pero que actualmente no lo tiene entre sus favoritos. De hecho, en la rueda de prensa previa al trascendental encuentro frente al Atlético, el técnico neerlandés fue escéptico: “Cuento con él mañana como cuento con todos los jugadores. Analizaremos el partido. Podría comenzar en el banco o en el once inicial, ya veremos”.

El caso es que por sexta vez seguida no lo incluyó en el once titular, demostrando que en estos momentos no tiene la confianza de antaño en él. Ousmane salió en el 74’ y apenas tuvo oportunidades para cambiar el signo del partido. Es más, estuvo bastante discreto y desacertado en sus acciones. 

INDECISIÓN Y CULEBRÓN

 

Lo cierto es que actualmente el futuro del francés es más incierto que nunca. El Barça, por la labor de renovarle, le hizo una propuesta recientemente, pero teme que la demora en el ‘feedback’ por parte del entorno del jugador responda a una estrategia. Y es que el de Vernon termina contrato en junio de 2022 y podría negociar ya desde el 1 de enero un nuevo contrato con otro equipo sin dejar ni un euro en las maltrechas arcas azulgranas. Lo que tiene claro la entidad es que se si el extremo no está por la labor de renovar tiene que salir traspasado este verano. Culebrón a la vista...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil