Sport.es Menú

¿Está preparado Wagué para ser titular con el Barça?

El senegalés cuenta con experiencia en su selección, incluido un Mundial, y su carácter juega a favor

Ernesto Valverde no le ha dado cancha esta temporada, pero no hacerle jugar en Leganés implicaría una solución 'extraña'

Wagué debutó ante el Huesca con un buen partido | LALIGA

Llega la gran hora para Moussa Wagué y lo cierto es que se haría muy difícil entender que el senegalés no fuera titular en la visita del Barça a Leganés. Porque, entre otras cosas, implicaría un cambio de sistema y de jugadores algo forzado, y como se suele decir, si no juega el sábado ya no lo hará nunca.

La lesión de Nelson Semedo y la sanción de Sergi Roberto ha dejado el lateral derecho totalmente despejado para Wagué. Si Valverde no lo quisiera poner, ni siquiera puede recurrir a un lateral zurdo jugando por la diestra, que ya es extraño de por sí, porque Jordi Alba está también en la enfermería y solo queda Junior Firpo. Las 'soluciones' pasarían por poner en el laterla diestro a Todibo, el único central que lo podría hacer, subir a Dani Morer -se ejercitó este martes con el primer equipo- o disponer una defensa con tres centrales. En todo caso, resultaría, incluso, un tanto antinatural... y peligroso. Y es que da la casualidad que el Barça se estrelló la pasada temporada precisamente en Butarque, cuando el 'Txingurri' decidió poner de lateral izquierdo a Thomas Vermaelen.

De la confianza del 'Txingurri' a la falta de oportunidades

Así que todo apunta a que Moussa Wagué será el elegido, entre otras cosas, porque fue el propio 'Txingurri' quien decidió subirle al primer equipo para apuntalar el lateral derecho con Semedo y que Sergi Roberto regresara a su posición natural en el centro del campo. Pero lo cierto es que Moussa Wagué se ha quedado sin ir convocado en 14 de los 17 partidos oficiales jugados por el Barça esta temporada, y solo en tres ha estado en el banquillo. La temporada pasada, en cambio, debutó y llegar a jugar tres partidos de Liga, es cierto que con el título ya en el bolsillo, dos enteros contra Huesca y Celta, y la segunda mitad en Eibar. Por cierto, todos ellos lejos del Camp Nou, como le volvería a suceder en Leganés.

La pregunta que pueden hacerse muchos aficionados, en vista de la situación, es si Moussa Wagués está preparado para ser titular el sábado. Hay más pros que contras.

Moussa Wagué tiene la oportunidad de debutar esta temporada y demostrar que es válido para el Barça  | DAVID RAMÍREZ

Experiencia contrastada a alto nivel

Es cierto que la presión del Barça no es similar a la de otro club de una Liga inferior o de una selección como Senegal, pero Wagué está acostumbrado a jugar partidos de alto nivel. Lo hizo en el KAS Eupen, conjunto bajo la tutela de la Academia Aspire que le dio la experiencia de jugar 40 partidos de la Liga belga, y sobre todo, con la selección de Senegal. No todo el mundo puede presumir de haber jugado un Mundial y solo Wagué tiene en su historial que es el futbolista africano más joven en marcar un gol en el Campeonato del Mundo.

Lo consiguió ante Japón el 24 de junio del año pasado, cuando tenía por aquel entonces 19 años, 8 meses y 20 días. Un potente disparo cruzado con la derecha puso de manifiesto que una de sus cualidades es llegar desde el lateral al área contraria, tay y como gusta en can Barça. 

Mentalidad inasequible al desaliento

Wagué ha vivido su 'ostracismo' como es él, una persona reservada, callada e inasequible al desaliento. Su fuerte mentalidad le ha permitido mantenerse inalterable y no bajar los brazos. Para el senegalés, estar en el Barça es un sueño y espera su oportunidad sin debilidad. Es fuerte de cabeza, como también físicamente. Los que le conocen aseguran que se cuida mucho y pese a su baja estatura, impone por lo fibrado que está.

En este sentido parece más que preparado, pues además ha sabido superar en todo momento los obstáculos que le ha puesto la vida. Con 13 años, superó una tremenda criba de la Academia Aspire, que busca talentos de forma exigente, y de 3.000 candidatos solo quedaron tres elegidos. Uno de ellos fue Moussa, quien abandonó de esta manera su tierra natal en dirección a Doha. Ahí, tres semanas de prueba para moldear a un futuro profesional del fútbol. 

También en el Barça B demostró estar muy bien amueblado sin importarle jugar en Segunda B meses después de haber vivido la experiencia mundialista de Rusia y con experiencias duras como una durísima sanción de cuatro partidos por golpear a un espectador del Ejea que no quería darle el balón y tras escuchar insultos racistas.

Cualidades que encajan en el Barça

En el aspecto futbolístico, Wagué ha encajado bien en la filosofía azulgrana desde que fue fichado del fútbol belga. Sabe guardar bien su posición en defensa y salir al ataque, pero de una forma selectiva, no siempre ni a lo loco. Se muestra contundente a la hora de frenar al rival y tiene un buen toque de balón. El único pero es que debe ir mejorando y ser más preciso en el centro para el remate de los delanteros.

La inactividad puede afectar a la compenetración

En el capítulo de los contras, está lógicamente su inexperiencia. Le queda todavía un largo camino que recorrer y puede acusar la inactividad, no desde el punto de vista físico, pues ya se ha subrayado que es un 'toro', pero sí para compenetrarse en defensa y en las acciones ofensivas con sus compañeros.

Y es que no es lo mismo coger los automatismos en los entrenamientos que en los partidos oficiales, en la hora de la verdad. Y ese déficit puede tenerlo en Butarque. 

Su carácter le ha permitido no bajar la cabeza y seguir luchando por una oportunidad, pero ser reservado y poco protagonista en el vestuario también podría significar un hándicap. En todo caso, Moussa es de los que caen bien y seguro que sus compañeros le arroparán en lo que significará su gran prueba de fuego.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil