Cody Gakpo: desparpajo y buenas decisiones

Cody Gakpo: desparpajo y buenas decisiones

El gol de Gakpo ante la Real Sociedad | TELEFÓNICA

El extremo diestro del PSV juega siempre en la izquierda, a pierna cambiada

A sus 22 años, tiene todos los números para salir de la Eredivisie este verano

Es la perla del PSV, club en el que ha militado durante prácticamente toda su carrera. Cody Gakpo, de 22 años, lleva un par de años progresando sin parar. Tanto es así que el extremo neerlandés está ya en el foco de los grandes equipos de Europa. Sus 16 goles y 15 asistencias le confirman como una opción de futuro pero también ya de presente.

Nacido en Eindhoven, Gakpo tiene madre holandesa y padre togolés, de ahí que tenga la doble nacionalidad. Ya en 2007 entró en el fútbol base del PSV, y de ahí no se ha movido. Son ya casi 15 años en el club, lo cual permite imaginar qué representa Gakpo para el equipo de su ciudad. Desde que debutara con el filial en 2016, Gakpo no ha dejado de quemar etapas. En septiembre de 2018 debutó con el primer equipo de la mano de Mark Van Bommel en un partido de copa. Aquel día, Gakpo marcaría ya su primer gol. Tras ese llegarían 36 más hasta plantarse en los 37 que acumula hasta la fecha -y 33 asistencias-.

En el apartado internacional, Gakpo debutó con Países Bajos en la Eurocopa de 2020, sustituyendo al azulgrana Frenkie de Jong en el partido de la fase de grupos ante Macedonia.

LA DIAGONAL PARA DENTRO, SU JUGADA MÁS HABITUAL

El estilo de juego del joven talento es el de un jugador vertical y siempre dispuesto a afrontar el uno contra uno. Es diestro y juega a pierna cambiada en la izquierda. Su jugada más habitual es la de romper la diagonal para dentro para ganar ángulo de disparo. Los rivales ya lo saben y le invitan a irse por fuera, pero incluso saliendo con izquierda desborda y consigue buenos centros. Pese a su velocidad y potencia no estamos hablando de un jugador de poca envergadura. Más bien todo lo contrario: como fue Gareth Bale en sus buenos tiempos en el Tottenham, su 1.89 de altura le permite ser un auténtico ciclón en carrera, lo que unido a su presencia se convierte en difícil de parar.

Temas