El Chelsea empieza a negociar el fichaje de De Jong con el Barça

El Chelsea empieza a negociar el fichaje de De Jong con el Barça

La viral reacción de De Jong cuando le preguntan si fichará por el Manchester United | ESPN

El club inglés contacta con el club blaugrana a la espera de llegar a un acuerdo

El Barça, al igual que sucedió con el United, desea un mínimo de 80 millones de euros

Comienza la movida final con Frenkie de Jong. El Chelsea ya ha comenzado a negociar de forma directa con el Barça para intentar llegar a un acuerdo para fichar al holandés y están convencidos de que pueden lograr el objetivo.

El club inglés preguntó por el centrocampista a principios de julio y este fin de semana avisó que iría a por De Jong y ahora ha movido ficha de forma oficial para iniciar unas conversaciones que deberán tener también el OK final del futbolista. La idea del Barça es dar salida a Frenkie de Jong por un mínimo de 80 millones de euros garantizados, cifra que el Manchester United ya ha dejado claro que estaría en disposición de poner.

La ofensiva del Chelsea llega cuando el club londinense está comenzando a apretar en el mercado. El club londinense ha dado un auténtico golpe al avanzarse al Manchester City en el fichaje de Cucurella y está también muy cerca de concretar el fichaje de Fofana, joven central del Leicester. Son dos operaciones de gran magnitud económica de mercado interno inglés, pero que dejan claro que el músculo financiero del Chelsea de las manos de su nuevo propietario Tood Boehly. Habrá que ver si la puja por De Jong llega a las cantidades que tiene previstas el Barça para dar salida al holandés en una operación que debe coger celeridad porque se ha entrado en el último mes de mercado.

El Chelsea ha procurado intentar cerrar primero su defensa para ir después a por objetivos estratégicos que le permitan dar un salto hacia adelante. En su hoja de ruta también está el fichaje de un delantero, pero De Jong se ha convertido en objetivo prioritario. Thomas Tuchel avala directamente su llegada y su incorporación supondría también un duro golpe al Manchester United, que se ha mantenido en la puja a pesar de no poder llegar a un acuerdo con el futbolista. La irrupción del Chelsea sí que podría provocar un cambio de idea en el entorno del jugador y el propio futbolista para estudiar una salida del Barça, algo que hasta ahora contemplaban como difícil.

La idea del Chelsea es aprovechar la complicidad del Barça con las salidas de Azpilicueta y Marcos Alonso, aunque en el club blaugrana desean que las operaciones se hagan de forma separada. A partir de ahí, el club inglés debe igualar como mínimo la propuesta del United, que superaba los 80 millones de euros entre fijo y variables para llegar a un entente económico. Y después buscar un acuerdo con el jugador, que vive una situación salarial complicada porque el Barça le difirió parte de su sueldo. Es un acuerdo muy complicado, pero si De Jong también pone de su parte, no es imposible.

Frenkie de Jong siempre ha manifestado su deseo de continuar en el Camp Nou. Ha sufrido mucho en las últimas temporadas y quería disfrutar en el campo con el nuevo proyecto deportivo que está construyendo el Barça. Pese a todo, el futbolista tiene claro que el club ha realizado movimientos para darle salida y las relaciones se han crispado un poco dejando su continuidad más complicada. Al club blaugrana le vendría muy bien su salida para afrontar la última parte del mercado con más dinero y, en el caso de que no se pueda acordar nada, el futbolista debería hacer un esfuerzo y rebajarse el salario.

Las negociaciones ya se han iniciado y el Chelsea tiene cierta prisa. La Premier comienza este fin de semana y a Tuchel le gustaría tener cerrados ya los pesos pesados de su nuevo proyecto deportivo. Al club inglés le ha costado muchísimo fichar y ha perdido varias primeras opciones, pero tiene claro que con De Jong podría ganar la batalla. Le ofrecen un proyecto ganador, en Londres, y en el que jugaría Champions. El United pagaba más y no arroja la toalla aunque el Chelsea puede acabar llevándose al holandés y ayudar así al Barça a firmar al gran sueño del final de verano, el portugués Bernardo Silva.