'El Transistor': El Barça intentó llevarse a Saúl y Griezmann del Atlético

Primero intentó el fichaje del centrocampista y ante la negativa rojiblanca, optó por el delantero francés

En ambos casos, los responsables blaugrana se encontraron con el mismo obstáculo: habían doblado las cláusulas de rescisión de contrato

Saúl Ñíguez y Antoine Griezmann celebran un gol del Atlético de Madrid
Saúl Ñíguez y Antoine Griezmann celebran un gol del Atlético de Madrid | AFP

SPORT.es

El FC Barcelona intentó el pasado verano los fichajes de dos de las estrellas del Atlético de Madrid, Saúl Ñíguez y Antoine Griezmann, según aseguró el programa 'El Transistor' de Onda Cero.

El Barça, en un verano especialmente complicado por la imprevista salida de Neymar y pendiente de culminar las renovaciones de Leo Messi y Andrés Iniesta, buscaba refuerzos para recuperar la máxima competitividad de cara a la temporada 2017/18.

En este contexto, los responsables del Barça habrían estado dispuestos a pagar la cláusula de rescisión de Saúl que estaba fijada en 80 millones de euros. Pero al renovar por el conjunto colchonero la cláusula del centrocampista se disparó a los 150 millones y los técnicos blaugrana desestimaron de manera definitiva su contratación.

De hecho, en SPORT.es ya informamos en su momento del interés del Barça por Saúl y de los movimientos llevados a cabo por los responsables barcelonistas para intentar que la operación fructificara. 

No fue la única tentativa del Barça en el vestuario del Atlético, según 'El Transistor' pues a continuación tantearon la posibilidad de contratar al internacional francés Antoine Griezmann.

El obstáculo, nuevamente, fue la cláusula del contrato del delantero colchonero, que había subido desde los 100 millones hasta los 200 millones de euros, como igualmente dimos cumplida cuenta. El Barça habría llegado a ofrecer 140 millones de euros por su traspaso, pero el Atlético habría desestimado esa propuesta. Según José Ramón de la Morena, Leo Messi habría visto con buenos ojos este fichaje.ç

Aunque lo más sorprendente sería que la cláusula de 200 millones caducaba con el fin de este mercado de verano pues el objetivo del Atlético era blindar su plantilla en un año en el que no puede fichar, con lo que Griezmann, de cara al próximo verano, volverá a tener una cláusula de 100 millones.

El Atlético, sancionado por la FIFA en el mercado de fichajes y con el desafío de estrenar el Wanda Metropolitano, su nuevo estadio, se opuso a la salida de dos de sus estrellas pese a que se trataba de operaciones en las que podría haber ingresado un importante suma en el caso de cerrar alguna de ellas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil