Sport.es Menú

El Barça, hasta donde Leo Messi aguante

El argentino suma 22 goles en 22 partidos de LaLiga, 30 goles en sus 30 partidos oficiales de esta temporada

Con el permiso de Ter Stegen, inédito ante el Valladolid, el juego del Barça actual empieza y acaba en el 'D10S'

Messi aprovechó un penalti a Piqué para adelantar al Barça | LALIGA

Se trataba de un partido inoportuno frente a un rival incómodo. Dio la impresión de que solo Messi y Dembélé decidieron jugar al fútbol en este Barça-Valladolid (1-0)

Leo Messi

Hasta donde Messi aguante. En la Liga, en la Copa y en la Champions. De acuerdo, es un análisis simplista, populista, ventajista... pero refleja lo que ofreció el Barça anoche contra el Real Valladolid, como tantas noches en esta temporada. Y en el fútbol ya se sabe que las valoraciones duran tanto como los 90 minutos de los partidos y son tan variables como los resultados. 

Leo fue, una vez más, principio y fin del Barça. Arrancó frío, pero conforme cogió el régimen de vueltas óptimo desplegó su talento para conseguir en solitario lo que el Barça, como colectivo, no conseguía: resolver un partido incómodo, espeso, horrible, pero imprescindible para no perder más terreno en la Liga antes de afrontar cuatro terribles desplazamientos a Lyon, Sevilla y Madrid, el último por partida doble.

vuelta a la rutina

Tras el frenazo de San Mamés, Messi volvió a la rutina del gol. Llevaba ocho jornadas consecutivas marcando (12 goles y 5 asistencias). Contra los pucelanos se reencontró con las redes rivales pese a que un viejo amigo,  Masip, se había empeñado en amargarle la velada. Jordi atajó uno de los dos penaltis que lanzó el ‘D10S’. Lo suficiente para que el equipo ganara por la mínima.

En un duelo tan pobre, como admitió el propio Valverde, tan mal encajado en el calendario, lo mejor más allá del resultado fue comprobar que el rosarino ha recuperado las buenas sensaciones, la movilidad. Además de sus 12 remates, 5 de ellos a puerta, sirvió varios balones que Boateng y Luis Suárez no supieron aprovechar. Y volvió a protagonizar varias de sus legendarias cabalgadas hasta el área rival que finalizaron con remates envenenados.

Porque, hasta que sus compañeros no demuestren lo contrario -y con el permiso de Marc-André Ter Stegen, ayer inédito por la falta de pólvora del equipo de Sergio González- Messi es el principio y el final del fútbol de este Barça. Suma 22 goles en 22 partidos de LaLiga, a los que añade 12 asistencias; en total, 30 goles (y 17 asistencias) en los 30 partidos oficiales del equipo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil