¿Qué consecuencias tendría que el Barça jugase la Europa League?

El empate del Barça ante el Benfica complica las opciones de meterse en octavos y el conjunto azulgrana podría verse abocado a jugar la Europa League

Teniendo en cuenta la brecha salarial existente entre Champions y Europa League, perdería parte de sus ingresos potenciales

Nico González asistió a Jordi Alba en el área, pero el de lHospitalet no atinó ante Vlachodimos | TELEFÓNICA

Se confirmaron los peores pronósticos. Con el empate conseguido ante el Benfica, el Barça ve comprometida su clasificación para octavos de final y necesita una victoria épica en Múnich para no depender del Benfica-Dinamo de Kiev. De no lograrlo, acabaría condenado a jugar la Europa League, una competición que el conjunto azulgrana aún no ha disputado desde su nueva nomenclatura.

Más allá del fracaso deportivo que supondría eso y la devaluación del prestigio del equipo, cabría añadirle las consecuencias económicas que supondrían a un club que ya sufre una etapa muy complicada tras las deudas acumuladas en los últimos años.

La brecha salarial de la Champions y la Europa League

La diferencia de ingresos entre las dos competiciones es abismal. Mientras en la primera reciben 15 millones por disputar la fase de grupos, la de la segunda competición europea se limita a los 3'63, que equivale a menos de un tercio de lo que ya han embolsado esta temporada. Asimismo, es distinta la cantidad acumulada por cada victoria. Mientras en la UCL cada club perciben 2'8 millones por cada partido ganado en esta primera fase, no es superior a los 630.000 euros en la UEL.

Además, la distancia continúa evidenciándose en las eliminatorias de las dos competiciones. De los 9'6 millones que cobrarían en caso de alcanzar los octavos de final, a los 1'2 que reciben los conjuntos de la UEL. Similar es el caso de clasificarse para cuartos, mientras los equipos que clasifiquen para Champions reciben 10' 6 millones, los ocho mejores clubes de la Europa League cobran una cuantía inferior a los 2 millones. Similar es la situación en las semifinales, donde existe una diferencia de casi 10 millones (12'5 en la UCL y 2'8 en la UEL).

Y estos números no alcanzan el punto álgido hasta la final. Mientras los dos equipos de Champions perciben 15'5 millones por plantarse en la última ronda de la competición, la cantidad estipulada para los dos finalistas de la UEL es de 4'6. Lo único que no varía es la cantidad que reciben los ganadores de ambas competiciones, en la que la desigualdad es solamente de medio millón.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil