El Barça y Dembélé mejoran la sintonía pero siguen lejos de un acuerdo definitivo

NOTICIA SPORT

El Barça y Dembélé mejoran la sintonía pero siguen lejos de un acuerdo definitivo

El FC Barcelona y el filial azulgrana disputaron un partidillo durante el entrenamiento de este miércoles | FCB

En la reunión, el club azulgrana le presentó una oferta similar a la última pero Sissoko la considera insuficiente

En la próxima cita, el Barcelona se compromete a buscar fórmulas para mejorarla y el jugador acepta rebajar sus pretensiones económicas

Todavía no se ha escrito el último capítulo en la relación entre el FC Barcelona y Ousmane Dembélé. Las negociaciones entre las dos partes para su renovación siguen adelante y a día de hoy no se puede descartar nada. Ni que amplíe el contrato ni que se vaya el 30 de junio cuando acabe su relación contractual. Lo que si que se puede afirmar con rotundidad es que el clima entre el club y el representante del delantero francés ha mejorado y que la sintonía es mucho mejor que meses atrás. La visita de Mateu Alemany a Marrakech semanas atrás ha ayudado a destensar.

Moussa Sissoko, el representante de Dembélé, aterrizó hoy al mediodía en Barcelona a iniciativa propia para retomar las negociaciones con el Barça. Fue una tarde larga en las oficinas que sirvió para confirmar que el ambiente negociador es otro pero que aún queda mucho trabajo por hacer para llegar a un acuerdo definitivo. Las posturas siguen alejadas porque el club azulgrana le presentó una oferta económica muy similar a la última, que ya había sido rechazada por insuficiente y Sissoko insistió en que la valoración de mercado de Dembélé era mucho más elevada.

Todavía no hay una fecha definida pero las dos partes acordaron que se volverán a reunir en breve y con compromisos sobre la mesa. El Barça se comprometió a buscar fórmulas para poderle presentar una propuesta económica más atractiva y Dembélé acepta quedarse cobrando menos dinero que el que le están ofreciendo en otros equipos. En este sentido, ha sido clave la presión que han hecho sus compañeros, especialmente Aubameyang, con el que coincidió en el Dortmund, y la fuerza con la que Xavi Hernández ha pedido un esfuerzo al club para intentar ligar su renovación.