Así será la llegada de Pjanic al Barça

Viajará, nada más acabar la temporada con la Juventus, junto a su familia, su preparador físico y su cocinero

Habla seis idiomas y ya está aprendiendo castellano para centrarse lo antes posible en el fútbol

Pjanic festejó el fichaje por el Barça con una fiesta privada en la que no pudo contener las lágrimas  | SPORT.es

"Jugar en el Barça siempre ha sido un sueño para Mire". La frase es de Adis Junuzovic, íntimo amigo de Pjanic, que habló para SPORT a principios del mes de junio, cuando la operación aún no estaba cerrada. El bosnio, a sus 30 años, hará realidad aquello por lo que lleva peleando toda su vida, vestirse de blaugrana y jugar en el Camp Nou.

No será la primera vez que cambie de club. Del Metz cambió al Olympique de Lyon, club que dejó para firmar por la Roma antes de vestir la camiseta de la Juventus. Ahora tiene 30 años (nació en 1990 y los cumplió el pasado 2 de abril), pero llega a Barcelona como un niño con zapatos nuevos.

Cuando llegó el Barça, según sus allegados, dijo: "Me voy, ya está. Es lo que quiero”. Y así fue. De hecho, Pjanic tiene gran parte de la culpa de que el intercambio de jugadores con Arthur fructificase. Desde el primer minuto lo tuvo claro. Dio el sí rotundo a la propuesta que le llegó del Camp Nou.

NO LLEGA SOLO

Su edad ha sido motivo de discusión en el entorno blaugrana. Tiene 30 años y la plantilla del Barça ha envejecido. Nada de qué preocuparse, según apuntan desde su entorno. Miralem ha cuidado al milímetro todos los detalles que debe tener en cuenta un profesional para que su vida deportiva sea larga. La prueba es que no llegará solo a Barcelona, sino acompañado de un grupo de profesionales, ya amigos, con quienes trabaja a diario para minimizar el riesgo de lesiones y mantenerse en un estado de forma óptimo. Damiano Stefanini, con quien empezó a colaborar en la Roma, se ha convertido en una de sus personas de confianza y llegará con él a la Ciudad Condal. Como Patrick Contorno, que es su cocinero personal y quien trata de que el ‘rissotto di parmigiano’ lo coma lo menos possible pese a ser uno de sus platos preferidos.

El trabajo que realizan da resultados porque Pjanic es el futbolista de la Juventus que menos lesiones ha tenido esta temporada. De la misma manera que, a lo largo de su carrera, no ha sufrido contratiempos graves y se ha perdido muy pocos partidos por lesión. Y es que Mire trabaja todos los días con Stefanini. Si el entrenamiento es por la mañana, por la tarde se pone a sus órdenes para realizar trabajo de prevención o lo que mejor se adapte a su labor diaria con el equipo.

Pjanic cuida cada detalle. Siempre en busca de mantenerse lo más preparado posible para jugar cada tres días, su rutina diaria desde hace muchos años. Está preparado para ello y sigue preparándose a conciencia ahora en la Juventus y, evidentemente, seguirá haciéndolo en el Barça. Es de esos futbolistas, explica su gente de confianza, que vive entre el campo de entrenamiento, los partidos y su casa. Que no le gusta la noche, que está centrado, única y exclusivamente en ser mejor futbolista, en darlo todo en el campo. Sabe que su cuerpo es su herramienta de trabajo.

LA FAMILIA, UN PILAR

“Pasa mucho tiempo en casa, con la familia”, explican. Su hijo, Edin Pjanic, es la persona más importante de su vida y, pasa todas las horas que puede con él. Es habitual verlos juntos durante los entrenamientos en la Juventus y es seguro que también acudirá, en más de una ocasión, a la Ciutat Esportiva porque uno de sus ídolos es Leo Messi.

SIN PERDER NI UN MINUTO

Cuando la temporada acabe para la Juventus, Miralem cogerá un avión con su gente y volará hasta El Prat. “Lo está deseando”, comentan. Quiere encontrar una casa en la que vivir lo antes posible y centrarse en el fútbol, en su nueva etapa como jugador blaugrana. No quiere perder demasiado tiempo en cosas ajenas a lo estrictamente profesional porque necesita dar lo mejor de sí mismo durante la pretemporada para sentirse uno más del equipo y rendir como se espera de él.

HABLA SEIS IDIOMAS

El castellano no será un problema para Pjanic, cuya facilidad para los idiomas sorprende incluso a su gente más cercana. Ya está estudiando para que, cuando llegue, pueda expresarse y entender de la manera más fluida posible. Incluso publicó un mensaje en catalán en las redes sociales. El castellano se sumará a los idiomas que ya domina:_luxemburgués, alemán, francés, italiano, bosnio e inglés.

VIEJOS CONOCIDOS

Pjanic no ha estado nunca en Barcelona, pero conoce personalmente a tres de los futbolistas que forman la plantilla blaugrana. Con_Rakitic coincidió en partido internacionales, mientras que jugó con un muy joven Umtiti en el Olympique de Lyon. Además, también compartió vestuario con Neto en la Juventus. Todos ellos le servirán para entrar con buen pie en el vestuario del Barça, aunque, según explican, “se muere de ganas por llegar y conocer a todo el mundo”. El verano se hará largo para Miralem, pero el bosnio lo está organizando todo para que, una vez llegue el momento, presentarse en Barcelona con las botas nuevas lustradas y listo para agarrar la camiseta del Barça y cumplir el sueño por el que ha peleado toda su vida.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil