Pjanic, el bosnio al que siempre quiso el Barça

El club blaugrana intentó firmarle en 2017 y 2018, pero nunca hubo acuerdo

A sus 30 años de edad, su fútbol se acopla al estilo del FC Barcelona

 Miralem Pjanic, uno de los objetivos del FC Barcelona | sport

La carpeta de Miralem Pjanic llevaba ya muchos años encima de la mesa del área deportiva. El Barça siempre busca centrocampistas con unas características técnicas muy definidas y el bosnio había entrado habitualmente en el radar, ya que su juego se adapta perfectamente al estilo blaugrana

Es un centrocampista completísimo, con un guante en su pie derecho y capaz de organizar y pasar a una velocidad fuera de lo normal. Muchos lo comparan con Xavi Iniesta, pero la realidad es que el bosnio tiene una personalidad futbolística propia. Un talento que siempre ha querido venir a España, convencido de que su fútbol se podría desarrollar mucho mejor.

A la tercera, la vencida

El Barça había intentado realmente dos veces el fichaje de Pjanic. Es cierto que su nombre se relacionó con el club blaugrana el verano pasado, pero el Barça había apostado por De Jong y no hubo opciones reales. En 2017 y 2018 sí que se negoció su llegada.

Y estuvo muy cerca de firmar, aunque nunca se dio un acuerdo económico. La Juventus siempre ha tasado al bosnio por encima de los 60 millones de euros, algo que ya no está en disposición de hacer. El bosnio ya tiene 30 años y cree que se había acabado su ciclo en Italia, a pesar de que su contrato acaba en el 2023. La oportunidad de poder ir al Barça le ilusionaba y está convencido de que aquí será importante.

Curiosamente, Pjanic estuvo cerca de firmar por el Madrid el verano pasado.  Zinedine Zidane pidió  su fichaje si Modric salía, pero finalmente la combinación no pudo darse. Finalmente, quien lo ha fichado ha sido el Barça.

Pjanic encaja totalmente en lo que estaba buscando el área deportiva. Puede jugar como pivote, pero también de interior. Su fuerte es la visión de juego y su pase. Es un futbolista que piensa rápido y encuentra espacios. Tiene personalidad y un físico que ha ido ganando peso en el Calcio. Gusta mucho a los técnicos y a Quique Setién, por lo que el OK deportivo es total. 

Tras más de tres años esperando su llegada, la crisis le llevará a Barcelona. Una vez cerrado, para el bosnio es la oportunidad que llevaba mucho tiempo esperando. Está encantado en firmar y convencido de que el Barça no se arrepentirá.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil