Sport.es Menú

Arturo Vidal, la sorpresa, aportó trabajo físico y táctico

Valverde prefirió su perfil defensivo antes que la creatividad de Arthur

Gozó de una ocasión para hacer gol y prefirió pasar atrás antes que disparar

xortunograf1687 barcelona 01 05 2019 el delantero egi190501222821
Como es habitual en él, el chileno aportó intensidad y capacidad de recuperación | sport

Fue, por decirlo de alguna manera, la 'sorpresa' que nos tenía reservado Ernesto Valverde. No porque Arturo Vidal no pudiera jugar un partido de esta exigencia y nivel competitivo. Sorpresa porque Arthur venía siendo titular por ese perfil de creatividad y capacidad organizativa que le caracteriza. Sin el brasileño, esa responsabilidad de empezar el juego azulgrana desde atrás recaía en Rakitic.

Vidal, es cierto, también estaba siendo muy importante en los últimos partidos del Barça por su gran trabajo físico y táctico. Un perfil igualmente necesario y que pensó Valverde que le iría mejor al Barça para imponerse al Liverpool en la medular.

El chileno empezó el duelo ante los ingleses en la zona derecha de la medular, para mirar de reojo a Robertson, el lateral 'red', pero sobretodo para controlar a Keita y ayudar a Sergi Roberto en el marcaje del peligroso Mané, más abierto en la banda izquierda.

Partido ideal para él

En un duelo jugado a la velocidad que se jugó, la participación de Vidal fue fundamental para frenar las embestidas de un rival poderoso físicamente y muy rápido en las transiciones. Poco importó que no participara en la construcción del juego...sencillamente porque cuando el balón lo tiene el oponente, es difícil crear. 

Vidal hay que aplaudirle su enorme sacrificio por el bien del equipo. Ya en la segunda parte, Valderde decidió sustituir a Coutinho por Semedo y ahí se produjo un cambio táctico importante. Sergio Roberto pasó a la zona derecha de la medular y Vidal se marchó a la banda izquierda donde tuvo mucho más protagonismo gracias a los huecos y espacios que dejó la defensa del Liverpool.

La acción que lo demuestra fue la que se produjo en el minuto 62. Leo Messi le dejó completamente solo dentro del área encarando a Allison, pero al chileno sele encogió el pie y en vez de disparar a puerta, pasó hacia atrás perdiéndose una gran ocasión de gol.

Impresionante de forma particular estuvo en los últimos instantes de la contienda cuando, bajando como si fuera un lateral más, le sacó una pelota a Mané peligrosísima. Un gran trabajo el suyo que el público supo reconocer y recompensar con grandes aplausos cuando en el añadido fue sustituido por Aleñá.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil